Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RCD Mallorca

Mallorca-Villarreal: enemigos para siempre

La expulsión del Mallorca de la Liga Europa en 2010 tras la denuncia del Villarreal a la UEFA despertó la ira de la afición - La Audiencia Provincial de Palma le dio la razón al club bermellón nueve meses después

Los jugadores saltaron al césped del estadio De Kuip con una camiseta para protestar contra la situación.

Los jugadores saltaron al césped del estadio De Kuip con una camiseta para protestar contra la situación. lorenzo

Este domingo regresa a Son Moix el Villarreal, uno de los enemigos públicos del mallorquinismo desde el verano de 2010. Aquella temporada el Mallorca, clasificado para la Europa League al quedar en quinto puesto, vio cómo el conjunto amarillo, que finalizó séptimo­ -a cinco puntos de los bermellones­- le birló la plaza en los despachos tras reclamar al organismo europeo que los baleares, entonces en concurso de acreedores, no podían disputar la competición.

La indignación y la impotencia se adueñó de una buena parte de los seguidores del Mallorca, que vieron como lo conseguido en el campo por su equipo les era arrebatado en los despachos. Nueve años han pasado ya desde entonces, pero el público de Son Moix no olvida lo sucedido.

En la temporada 2009/2010, el Mallorca realizó una de las mejores campañas en Primera División de su historia. De hecho, estuvo cerca de clasificarse para la Champions League, pero el empate en la última jornada del Sevilla en Almería en el minuto 93 dejó con la miel en los labios a los bermellones, que tras hacer los deberes ante el Espanyol, aguardaban el final del encuentro con el champán preparado en el césped de Son Moix.

Pasado el mal trago deportivo, poco después se hizo oficial que el Villarreal había presentado un escrito a la RFEF y a la UEFA, justificando que un club en concurso de acreedores no podía disputar competiciones continentales. El propio presidente, Fernando Roig, se defendió afirmando que "no es normal que un club en concursal pueda jugar en Europa".

Nunca en la historia de la competición doméstica se había dado un caso similar, por lo que sentó un complicado precedente, que se volvió a dar años más tarde con el Málaga y el Sevilla. El espinoso asunto se dilató durante más de un mes, llegando incluso a compartir ambos conjuntos la misma bola en el sorteo celebrado para decidir la primera eliminatoria. El club balear agotó todas las vías burocráticas y legales a su alcance, pero la decisión de la UEFA fue firme y decidió excluir al conjunto mallorquín de la competición.

De poco sirvió que los propios jugadores, concentrados en Holanda durante la pretemporada, saltaran al césped del estadio De Kuip para enfrentarse al Feyenord en un amistoso con camisetas cuyo lema rezaba "UEFA Fair Play Please", días antes de conocerse la fatídica sentencia.

La reacción por parte de los seguidores no se hizo esperar y se convocó una manifestación, a la que acudieron unas 1.500 personas, entre ellas el entonces presidente Jaume Cladera y representantes institucionales, para hacer patente su rechazo a la exclusión de la Europa League. Nada hizo cambiar el veto de la UEFA y el Mallorca vio cómo se le escapaba de entre los dedos el retorno a Europa nueve años después.

Cinco meses después, el Mallorca recibió en Liga al Villarreal y las peñas organizaron el evento 'Trampó x trampós' en el que repartieron más de 4.000 cocas de trampó y camisetas conmemorativas. El caso concluyó finalmente nueve meses después, cuando la Audiencia Provincial de Palma, alegando que su participación en Europa hubiese supuesto beneficios para un club inmerso en un concurso de acreedores.

Buena relación entre clubes

En la actualidad, las relaciones entre ambos clubes son más que cordiales, con la cesión de Leo Suárez la temporada pasada como mejor ejemplo. De hecho, el CEO del Mallorca Maheta Molango ha llegado a poner al conjunto amarillo como ejemplo de buena gestión.

La afición, en cambio, no olvida, y un sector del mallorquinismo está agitando el encuentro en los días previos a través de las redes sociales. Se espera un ambiente caldeado para recibir al Villareal, en un encuentro en el que los de Moreno necesitan imperiosamente los tres puntos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats