28 de octubre de 2019
28.10.2019
Primera División

La gran asignatura pendiente de Vicente Moreno

El Mallorca es el único equipo de Primera División que no ha puntuado como visitante - Lejos de su fiabilidad en casa, los bermellones se muestran blandos en defensa y sin pegada a domicilio

28.10.2019 | 02:45
Vicente Moreno da instrucciones ante Fran Gámez durante el partido del sábado en el Municipal de Butarque.

"Fuera de casa nos está costando mucho puntuar, pero los resultados llegarán", aseguraba Manolo Reina minutos después de finalizar el partido en Leganés, aunque esas palabras las podría haber pronunciado cualquier de sus compañeros. Sin embargo, las alegrías como visitante, por muchas buenas intenciones que haya, siguen sin llegar. El bagaje del Mallorca no puede ser peor. Cero puntos de doce posibles en lo que se lleva de temporada, sin duda la gran asignatura pendiente del equipo y, sobre todo, de Vicente Moreno.

El técnico se está mostrando incapaz de dar con la tecla que permita a los bermellones hacer daño como visitante. Se quedó con las ganas ante dos rivales directos en la lucha por la permanencia, como es el propio Leganés (1-0) y el Alavés (2-0), y también frente al Valencia (2-0) y Getafe (4-2). Ya es el único equipo de toda la Primera División que sigue sin haber obtenido ningún botín después de coger el avión. El preparador de Massanassa se escuda en que no solo a ellos les cuesta sacar algo positivo lejos de casa. No obstante, la realidad es que todos los demás ya lo han conseguido. Y también recuerda que apenas han disputado cuatro encuentros fuera de Son Moix, cuando hay otros que han jugado seis, pero es que incluso estos también han puntuado, como el Leganés -un punto-, Celta -dos, Getafe -cinco- y Atlético de Madrid -siete-.

Llueve sobre mojado al respecto de la eficacia del Mallorca de Moreno como visitante, por increíble que parezca después del brillante ascenso conseguido a Primera del pasado curso. Subió con absoluto merecimiento, aunque es curioso que a domicilio solo conquistara cuatro triunfos, ocho empates y nueve derrotas en veintiún partidos.

Derrotó al Rayo Majadahonda (0-1), Reus (0-2), Las Palmas (1-2) y Málaga (0-1) en la Liga regular, mientras que en el play-off cayeron en los campos del Albacete (1-0) y Deportivo de La Coruña (2-0), aunque eso no impidió que ganaran las respectivas eliminatorias para firmar el histórico ascenso. La gran fuerza del Mallorca reside en su potencia como local, como ya sucedió el pasado curso -solo dos derrotas-, mientras que en la actual ha sumado los diez puntos que le mantienen fuera de las posiciones de descenso.

Los baleares cuajaron una buena primera parte en Mestalla, e incluso pelearon por no perder en la segunda mitad en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe cuando iban 3-0 y y llegaron a ponerse 3-2, pero no fue suficiente. En Mendizorroza y Butarque, con adversarios más débiles sobre el papel, evidenció poca pegada y pagó sus errores atrás. El valenciano apuesta por el mismo sistema y hasta los mismos jugadores tanto en casa como fuera, pero la diferencia de rendimiento es sustancial. El equipo es menos agresivo, apenas apuesta por las transiciones rápidas ofensivas que tan bien le van como local y en defensa no es tan contundente. Quizá es el momento de probar otra cosa para tener resultados diferentes.

"Hemos sido mejores que el rival de un área a la otra, pero dentro de ellas, donde se define el partido, ellos han sido superiores", dijo el sábado Moreno. No es la primera vez que lo hace. A ver si es la última.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!