23 de octubre de 2019
23.10.2019

Leganés, Osasuna y Valladolid, tres partidos para consolidar el Mallorca

Tras dar la campanada ante el Real Madrid, el conjunto rojillo se enfrenta al Leganés, Osasuna y Valladolid, rivales directos en la lucha por la salvación, en apenas ocho días - Dos de los duelos son como visitante, la gran asignatura pendiente de los de Moreno

22.10.2019 | 23:45

"Si me apuras casi son más importantes los puntos ante el Leganés que los de esta noche", dijo Vicente Moreno ante los periodistas minutos después de tumbar al Real Madrid. El entrenador del Mallorca es consciente que en apenas ocho días afronta tres encuentros que pueden marcar su camino en la Primera División.

No son finales, todavía es pronto para este tipo de urgencias, pero los bermellones tienen claro que no pueden fallar. Tras la enorme inyección de autoestima que supuso derrotar el sábado al entonces líder invicto, ahora deben volver a dar el nivel frente al Leganés, Osasuna y Valladolid. Son tres rivales directos en la lucha por evitar el descenso, al menos sobre el papel, por lo que es obligado hacer los deberes para disfrutar de un futuro más tranquilo en la elite. Y un detalle más a tener en cuenta ya que obtener buenos resultados podría ser decisivo en el golaverage a final de temporada.

Solo el duelo ante los navarros se disputa en Son Moix, donde los baleares han sumado los tres triunfos que lucen en su casillero -Eibar (2-1), Espanyol (2-0) y Real Madrid (1-0), por lo que también es el momento adecuado para aprobar una asignatura pendiente. Porque los bermellones no han sumado ningún punto en los tres encuentros que ha disputado como visitante -Valencia (2-0), Getafe (4-2), Alavés (2-0)- una circunstancia que no se debe repetir. Sin embargo, es mejor ir por partes.

Un triunfo en Butarque este sábado -el duelo se juega a las 16 horas- confirmaría la tendencia positiva del Mallorca, que tiene diez puntos, y dejaría muy tocado a los pepineros, que ahora mismo solo tienen dos y son los colistas de la clasificación. No está siendo una semana fácil en el conjunto madrileño ya que Mauricio Pellegrino ha abandonado su banquillo y, mientras se busca un sustituto -suena Abelardo-, se ha hecho cargo del equipo Luis Cembranos. En su estadio presenta unos números muy pobres, con solo un empate y cuatro derrotas, una estadística que debe alentar a los de Moreno.

Por su parte, el Mallorca está obligado a no fallar ante Osasuna en Son Moix. No puede haber excusas en un encuentro que se jugará el jueves 31 de octubre a las 19 horas. El Mallorca debe hacer valer su condición de local frente a un adversario que tiene un punto más y que lejos de El Sadar ha sumado cinco puntos de quince posibles.

Y cierra esta particular cuesta arriba la visita a Valladolid del domingo 3 de noviembre, a las 12 horas. Los pucelanos, con once puntos, todavía no han ganado en el Nuevo Zorrilla -tres empates-, un aliciente más para los mallorquinistas. Después llegarán los duelos ante el Villarreal, Levante y Betis, pero eso ya será otra historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!