21 de octubre de 2019
21.10.2019
Primera División

Un triunfo de manual

El Mallorca más solidario acaba con la imbatibilidad del Real Madrid al jugar como un bloque compacto - La presión alta y las transiciones rápidas ahogaron a un perdido equipo de Zidane

21.10.2019 | 02:45

De quince días dispuso Vicente Moreno para preparar el partido contra el Real Madrid, que llegaba a Palma como líder invicto. Ausencias blancas al margen, el técnico del Mallorca tenía un plan y lo llevó a cabo a la perfección.

Los centros laterales.
El Mallorca defendió muy bien los centros laterales, sobre todo de los extremos. Pasó por apuros Joan Sastre con Vinicius, de lo que se percató de forma rápida Moreno cambiándole de lado antes de sustituirle en el descanso. Pero los centrales estuvieron a un gran nivel. Por alto tanto Valjent como Raíllo capturaron todos los balones y, si alguno se escapaba, allí estaba Reina para solucionar cualquier problema.

Presión alta.
Moreno tenía claro que había que defender lo más alejado de la portería de Reina, por eso ordenó una presión alta en todo el campo. Los defensas parecían centrocampistas en muchas fases del partido. Esta táctica propició que el Real Madrid no encontrara espacios en ataque posicional, solo en las transiciones de Vinicius y Benzema, el francés uno de los pocos que se salvaron de la quema.

Transiciones rápidas.
Es una norma innegociable y caracterísitica del Mallorca de Moreno. En cuanto se hace con el balón en defensa quiere transiciones rápidas. De esta manera llegó el único gol del partido, en el minuto 7 cuando Salva Sevilla, a un gran nivel todo el partido, vio a Lago Junior en posición de extremo. El costamarfileño hizo el resto con un gol marca de la casa, el primero que anota en su carrera en Primera División.

Disciplina en defensa.
La defensa, y todo el equipo, fue un bloque granítico todo el encuentro, con una disciplina táctica digna de admirar. Siempre se mostró el equipo compacto a la hora de defender, rápido y contundente. El contacto corporal fue asfixiante para los madridistas. Nadie perdió las marcas, sobre todo los centrales y un Fran Gámez que cumplió tanto en el lateral derecho como en el izquierdo. Lumor, que entró en la segunda parte, se contagió del buen tono general de sus compañeros para completar los que posiblemente hayan sido sus mejores minutos como rojillo. Tan bien defendieron los locales que lograron pasar una segunda parte relativamente cómoda.

Despliegue físico.
Buena parte de culpa de que el Mallorca se quedara con los tres puntos fue el gran momento físico por el que pasan los jugadores. Con el gol de Lago en el bolsillo, el aspecto físico cobraba mayor importancia porque la lógica indicaba que el Real Madrid acentuaría su dominio. Ya se sabe que se desgasta más el que juega sin balón que el que lo tiene. Tocaba correr detrás del esférico, pero los jugadores respondieron a la perfección. Memorable fue la entrega de todos los jugadores, pero en especial un Lago que parecía que jugaba el partido de su vida, Dani Rodríguez y Baba, omnipresente. De hecho, los dos primeros acusaron el desgaste. Lago tuvo que ser sustituido a diez minutos del final y Dani Rodríguez sufrió calambres hasta el pitido final.

Factor suerte.
A diferencia de lo que ha ocurrido hasta este momento -seis postes y cinco penaltis en contra acumula el Mallorca en ocho jornadas-, la suerte estuvo esta vez del lado de los rojillos en los dos apartados. A la media hora Benzema estrelló el balón en el larguero, con Reina batido, y en el 84 el colegiado no vio un posible agarrón de Salva Sevilla a Brahim, muy protestado por los jugadores de Zidane, que se quejaron de que ni tan siquiera consultó el VAR. Una noche en la que salió todo de cara.

Sale del descenso


Los tres puntos conseguidos el sábado ante el Real Madrid han tenido como primera consecuencia que el Mallorca ha salido de la zona de descenso. Ahora ocupa el equipo de Vicente Moreno la decimoquinta plaza, con diez puntos, uno más que el Eibar y Celta. Los equipos que ahora ocupan plaza de descenso son el Leganés, rival del Mallorca el próximo sábado en Butarque, con dos puntos; el Espanyol, que perdió con el Villarreal en el debut de Machín, con cinco, y el Betis con nueve.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!