18 de agosto de 2019
18.08.2019
Protagonistas

Febas ilusiona y Lumor debe ir a más

El catalán fue uno de los mejores jugadores en la primera mitad frente al Eibar - Discreto debut de Alegría y Trajkovski

18.08.2019 | 01:00
Álex Alegría saltó al césped por Ante Budimir.

El Mallorca debutó ayer con victoria frente al Eibar con un ajustado marcador (2-1) y fueron hasta cuatro los fichajes que debutaron ayer por primera vez en competición oficial con el Mallorca. Aleix Febas, Lumor, Álex Alegría y Trajkovski participaron en el encuentro.

Si hay que destacar a uno por encima del resto de los recién llegados es Aleix Febas, en especial durante la primera parte. Instalado en el centro del campo, formó un gran trivote junto a Baba y Salva Sevilla y ofreció muestras de la gran calidad que atesora. Al catalán se le ha vio mucho más entonado tanto en el Ciutat de Palma como en el encuentro de ayer, más participativo y acertado tanto en la recuperación del balón como en la distribución del mismo. Fue sustituido en el minuto 73 por Aleksandar Trajkovski y dio la sensación de llevar mucho más tiempo entrenando a las órdenes de Vicente Moreno.

El ghanés Lumor Agbenyenu fue el otro fichaje que entró en el once titular. A pesar de contar con la alargada sombra de Pervis Estupiñán encima, el lateral izquierdo rindió a un nivel correcto, sin correr excesivos riesgos con el balón. Se incorporó poco al ataque, pero a punto estuvo de marcar gol tras un fuerte disparo en el minuto ocho de la primera parte. A la hora de recular es donde se le vio con más problemas, aunque corrigió gran parte de las situaciones de peligro gracias a su velocidad.

El extremeño Álex Alegría fue el primer cambio de Vicente Moreno, al entrar por un cansado Budimir en el minuto 64. Tuvo treinta minutos de juego en los que no dejó de pelear con la defensa armera. En ocasiones se le vio acelerado y cometió faltas innecesarias, aunque su gran juego de espaldas sirvió para aguantar el esférico y alejar el peligro del campo del Mallorca.

El macedonio Trajkovski tuvo un debut discreto. Escorado a la banda derecha, entró en los momentos donde más sufrió el equipo bermellón y se vio relegado a defender la banda, primero junto a Joan Sastre y más tarde junto a Xisco Campos. En ataque participó en la jugada del segundo tanto mallorquinista y gozó de una buena ocasión de gol que se le marchó muy desviada, aunque ayer no fue el escenario ideal para un jugador de sus características. Necesita más minutos para entrar en la dinámica del equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!