09 de agosto de 2019
09.08.2019

Los supervivientes de Segunda B

Hasta once futbolistas del Real Mallorca siguen al frente del conjunto bermellón tras el doble ascenso labrado en las dos últimas temporadas

09.08.2019 | 02:45

Los héroes del mallorquinismo. Aterrizaron en la isla para sacar al Real Mallorca del pozo y lejos de conformarse con el cometido, el pasado curso
obraron el milagro conduciendo al plantel bermellón a la elite del fútbol español

Pisaron los embarrados campos de Segunda División B, pelearon por devolver al Real Mallorca al fútbol profesional y a ninguno de ellos se les cayó los anillos por sacar al conjunto bermellón del pozo en el que se encontraba. Vicente Moreno conservó parte de ese bloque en la categoría de plata y, ante todo pronóstico, el equipo enlazó un segundo ascenso a la máxima categoría del fútbol español.

Once de esos futbolistas sobreviven hoy en día en la formación del Real Mallorca. Manolo Reina, Miquel Parera, Fran Gámez, Joan Sastre, Antonio Raíllo, Xisco Campos, Salva Sevilla, Marc Pedraza, Aridai Cabrera, Lago Junior y Abdón Prats son los héroes del doble ascenso, los ídolos del mallorquinismo. Complicidad, veteranía, compañerismo y, ante todo, amor a un escudo, el del conjunto bermellón, son los valores que promueven.

Ni al más optimista de todos ellos se le pasó por la cabeza, hace ahora dos temporadas, la posibilidad de que el Mallorca regresaría a la elite del fútbol español solo dos años después. La dirección deportiva apostó por un grupo heterogéneo, cargado por juventud y veteranía a partes iguales. Con roles diferenciados, pero con un aspecto en común: la humildad y el trabajo.

El reto no era fácil, pero el vestuario lo orquestó a la perfección. Lago Junior y Raíllo eran de los pocos que sobrevivían en el solar que había quedado tras el descenso a Segunda B. Con los cimientos todavía tambaleándose, aterrizó en la isla Xisco Campos. El de Binissalem pronto se hizo con el mando y a él se sumaron piezas clave cargadas de experiencia como Manolo Reina, Marc Pedraza o Salva Sevilla.

El equipo también regresó a sus orígenes, dando protagonismo a la figura de Abdón Prats y brindando confianza a jugadores de la cantera como Miquel Parera o Joan Sastre. Aridai Cabrera y Fran Gámez fueron los últimos en llegar. El mercado invernal vino cargado de sorpresas, y el extremo canario y el lateral valenciano pronto se hicieron con un hueco dentro del vestuario.

Entre ellos, entre los once, existe una complicidad especial y no se esconden a la hora de reconocer lo difícil que resulta mantener el grueso del plantel tras dos ascensos consecutivos. Su bloque, su forma de llevar el vestuario, ha repercutido directamente en su rendimiento dentro el campo y no hay fichaje que aterrice en el club que no coincida en resaltar lo sencillo que resulta adaptarse al grupo.

En los últimos días la entidad bermellona ha decidido premiar su compromiso prolongando sus contratos en la elite del fútbol español. Salva Sevilla, Joan Sastre o Manolo Reina han sido los primeros en dar continuidad a su trayectoria en la isla y Raíllo y Lago también han recibido sendas ofertas.

Conforman un bloque sin fisuras, dirigido por un cuerpo técnico que siempre ha elogiado su trabajo. Ninguno de ellos olvidará nunca sus dos últimos años al frente del conjunto bermellón. Son muchos los futbolistas que se han quedado por el camino, solo ellos son los once supervivientes de Segunda B.


Vicente Moreno sigue confiando en el bloque que protagonizó el doble ascenso: 1. Miquel Parera (Manacor, 1996).  2.­ Joan Sastre (Porreres, 1997).  3.­ Xisco Campos (Binissalem, 1982).  4.­ Marc Pedraza (Barcelona, 1987).  5.­ Aridai Cabrera (Las Palmas, 1988).  6.­ Abdón Prats (Artà, 1992). 7.­ Lago Junior (Abiyán, Costa de Marfil, 1990).  8.­ Salva Sevilla (Berja, 1984). 9.­ Fran Gámez (Puerto de Sagunto, 1991).  10.­ Antonio Raíllo (Córdoba, 1991).  11.­ Manolo Reina (Villanueva del Trabuco, 1985).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!