10 de junio de 2019
10.06.2019

El Granada es el ejemplo

Los andaluces pasaron de Segunda B a Primera en la 2010/2011 tras ganar el play-off

10.06.2019 | 02:45
El Granada es el ejemplo

Un desafío mayúsculo. Granada, Nàstic, Cádiz y Mallorca son los únicos conjuntos que se han clasificado para el play-off a Primera el mismo año de su ascenso

Desde que se implantó el sistema actual de promoción de ascenso a Primera División, en la temporada 2010/2011, tan solo cuatro equipos –incluyendo al Mallorca de Vicente Moreno– han logrado clasificarse tras haber ascendido esa misma temporada desde Segunda División B.

El Granada en la temporada 10/11, Nàstic de Tarragona en la 15/16 –entrenado por el actual técnico mallorquinista Vicente Moreno– y Cádiz en la 16/17, lograron clasificarse para disputar la promoción de ascenso.

A este grupo se suma ahora el Mallorca, que tras certificar su presencia matemática la semana pasada frente al Granada y asegurar la quinta posición en el empate contra el Extremadura, buscará ascender a la máxima categoría seis años después de consumarse su descenso a la Liga123, tras 16 años seguidos en Primera.

Mención aparte merece el Eibar, que tras haber ascendido ese mismo año a Segunda División, realizó una gran temporada al quedar campeón de liga y subir de manera directa en la temporada 2013/2014.

Fijándose en las estadísticas previas, el Mallorca se enfrenta a un objetivo verdaderamente difícil, puesto que tan solo el Granada, hace ya nueve temporadas, fue capaz de lograr ascender a la Liga Santander tras ganar el play-off de ascenso. El conjunto nazarí superó al Celta en primera ronda y al Elche en la última eliminatoria, logrando así el ansiado ascenso a la máxima categoría del fútbol español, con el exmallorquinista Alex Geijo como gran figura goleadora del equipo. El Nàstic de Tarragona no consiguió el objetivo, tras caer ante Osasuna, que finalmente conseguiría el ascenso al vencer al Girona. El Cádiz, por su parte, cayó a las primeras de cambio ante el Tenerife.

El entrenador mallorquinista tiene de nuevo ante sí, tres años después, la posibilidad de quitarse el mal sabor de boca que le quedó tras no conseguir el ascenso con el Nàstic donde, después de realizar una espectacular temporada, el conjunto tarraconense acabó tercero la fase regular del campeonato doméstico. Al año siguiente, debido a los malos resultados, acabaría siendo destituido del cargo.

El conjunto bermellón buscará lograr un hito histórico para el club, que se encuentra a las puertas de conseguir el esperado retorno a Primera División. El primer paso, este jueves a partir de las 21 horas en Son Moix contra el Albacete Balompié, donde se espera registrar la mejor entrada de la temporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!