21 de mayo de 2019
21.05.2019
El desenlace de la Liga

Primer 'match ball' del Mallorca

El equipo de Moreno se clasificará de forma matemática para el play-off de ascenso a Primera División si el próximo lunes logra la victoria en Riazor ante el Deportivo de Martí - Un empate será suficiente si el Oviedo no gana en Tenerife

21.05.2019 | 02:45

Treinta y nueve jornadas después, el Mallorca afronta su primera pelota de partido. Y no es para evitar el descenso, sino para clasificarse para el play-off de ascenso a Primera. El conjunto rojillo conseguirá su objetivo si el próximo lunes logra la victoria en el estadio de Riazor ante el Deportivo de Pep Lluís Martí. Si los hombres de Vicente Moreno suman los tres puntos ya no tendrán que mirar lo que hagan sus rivales en la lucha por meterse entre los seis mejores. Con 70 puntos, que son los que alcanzaría si vence a los deportivistas, serían inalcanzables para sus rivales cuando solo faltarían dos jornadas para el final del campeonato.

La victoria en Riazor no es la única combinación que daría la clasificación al Mallorca para luchar por la Primera División. Un punto también le serviría siempre que el Oviedo, que ocupa ahora mismo la octava plaza con 60 puntos, no venciera en Tenerife, que se juega el descenso. Con un empate, el Mallorca alcanzará los 68 puntos y el Oviedo 61, siete de diferencia cuando faltarían seis por jugar. El Deportivo, séptimo con 61, tampoco podría coger a los rojillos si el resultado final fuera de empate ya que sumaría 62 por 68 el Mallorca, seis puntos con otros tantos por disputar y con el golaverage que sería para los de Moreno.

Antes de la jornada del pasado fin de semana, el Mallorca sabía que ganando dos de los cuatro partidos que restan lograría la clasificación matemática. Ya ha conseguido la mitad del trabajo tras su victoria ante el Almería firmada por Salva Sevilla de magistral lanzamiento de falta. A priori, el partido de Riazor es el más complicado de los que restan por disputar, porque el partido es lejos de Son Moix y porque los gallegos se tomarán el duelo como una final tras su inesperada derrota en Lugo. El Granada visitará Son Moix el primer fin de semana de junio -la fecha todavía está por decidir, aunque habrá horario unificado en los partidos con algo en juego- y despedirá el torneo en el campo del Extremadura, que todo apunta a que estará salvado de forma matemática, sobre todo tras su victoria en Alcorcón (0-1).

Había una remota posibilidad de seguir luchando por el ascenso directo, pero todo se ha ido al traste con la victoria ayer del Granada ante el Albacete (0-1). Los andaluces suman ahora 74 puntos, siete más que el Mallorca con nueve por disputar. Este triunfo del Granada conllevó el ascenso a Primera de Osasuna, que aventaja al Albacete en diez puntos. Ahora la lucha se centra para el Mallorca en la tercera plaza, que le daría el factor campo y en caso de empate la clasificación o el ascenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!