10 de mayo de 2019
10.05.2019

Moreno: "El Nàstic no tiene nada que perder, eso le hace más peligroso"

El técnico del Real Mallorca lamenta el descenso del conjunto catalán: "Me da mucha pena que se encuentren en esta situación"

10.05.2019 | 15:00
Moreno en un partido reciente en Son Moix

El partido del Mallorca ante el Nàstic de Tarragona es un encuentro muy especial para Vicente Moreno, así lo ha reconocido este mediodía el técnico valenciano, quien ha lamentado el descenso del conjunto catalán a la división de bronce del fútbol español. "Estuve cuatro temporadas allí, vivimos momentos muy buenos y me da mucha pena que se encuentren en esta situación. Deseo que en el menor tiempo posible puedan regresar al fútbol profesional. Después del tiempo que pasé allí, siempre tendré la sensación de ser uno más del Nàstic", ha asegurado el de Massanassa en rueda de prensa.

Pese a encontrarse a un equipo metido en el pozo, a Moreno le preocupa el peligro que esta nueva situación puede generar en el encuentro. "Estoy convencido de que esta situación les hará más peligrosos. No tienen nada que perder. Estarán tranquilos, no habrá miedo al error o la equivocación, lo que puede provocar que hagan las cosas mejor de lo que las han hecho muchas veces. Si queremos tener posibilidades de ganar, tendremos que hacer un partido extraordinario", ha señalado.

Moreno ha reconocido que viajará con 19 jugadores a Tarragona, con las dudas de saber cómo llegan Fran Gámez y Stoichkov al encuentro. El técnico bermellón no podrá contar con los sancionados Antonio Raíllo y Dani Rodríguez, ni con el lesionado Estupiñán, que en los últimos días ha empezado a entrenar con el resto de sus compañeros. Baba, que desde el pasado lunes está realizando el Ramadán, también puede tener dificultades para ayudar al equipo. "Tenemos nuestra manera de minimizar las consecuencias que el Ramadán puede tener sobre los futbolistas, pero la realidad es que van acumulando días en los que la alimentación y la hidratación no es la que toca. Podemos tener estrategias para suplirlo de la mejor forma posible, pero es que Baba lo cumple todo a raja tabla. Hay que ser muy respetuosos con la religión de cada uno, son cosas que decide el jugador y nuestro trabajo es buscar vías para que él llegue lo mejor posible. Evidentemente si tienes un jugador que se tiene que levantar a las cinco de la mañana para comer y no puede volver a hidratarse o comer hasta prácticamente las ocho de la noche se hace complicado y también puede ser determinante a la hora de poder tirar de él más o menos tiempo. La realidad es que no ayuda", ha reconocido el valenciano sobre dicha circunstancia.

El preparador mallorquinista ha insistido en no hablar de objetivos de aquí al final del campeonato, pero sí ha mostrado su vertiente más ambiciosa a la hora de hablar de ilusiones y sueños. "El ser humano se mueve por motivaciones que te empujan, que te hacen desear algo y que te obligar a trabajar para conseguir un objetivo. Todo el mundo tiene objetivos y además intentamos que estos sean ambiciosos y bonitos, pero si uno está pensando lo que tiene por delante, se ahoga. Estar mejor de lo que estamos es ya un objetivo muy ambicioso. Ojalá podamos seguir con esta sensación. Si por mí fuera alargaría esta situación toda la vida. Ojalá pudiéramos vivir en una situación como esta por siempre. La gente disfruta, los jugadores están muy puestos. Se me va a hacer corto", ha subrayado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!