25 de marzo de 2019
25.03.2019
Segunda División
Mallorca30Zaragoza

El Mallorca también gana en lunes

El equipo de Moreno consigue ante el Zaragoza tres victorias consecutivas por primera vez este curso en un partido sublime de todo el equipo - Raíllo, Abdón y Aridai firman la goleada ante un rival que desapareció en el minuto 72 al quedarse con diez

25.03.2019 | 23:00
El Mallorca también gana en lunes

Uno, dos y tres. 3-0 ha ganado el Mallorca al Zaragoza en una gran exhibición de fútbol, en el que posiblemente haya sido el mejor partido de la temporada, y eso que ha habido unos cuantos. Raíllo al filo del descanso, Abdón y Aridai han firmado una victoria de prestigio ante un rival venido a menos pero que llegaba a Palma con el cuchillo entre los dientes. El partido se acabó en el minuto 72, cuando los maños se quedaron con uno menos por doble amarilla de Nieto.

En la última jugada de la primera parte llegó el primer gol del Mallorca. Fue Raíllo, en racha, el que batió de un gran remate de cabeza, entre los centrales maños, a Álvarez. Medio gol hay que otorgárselo a Lago, que puso el balón en la cabeza del central cordobés, que le cogió gusto a lo de subir al área rival. La semana pasada marcó el gol de la victoria en Las Palmas y anoche repitió suerte.

Con el gol de Raíllo se hacía justicia a lo que se había visto en los primeros cuarenta y cinco minutos. Ante un rival muy serio, a imagen y semejanza de su veterano entrenador Víctor Fernández, el Mallorca demostró por qué se encuentra tan a gusto jugando en Son Moix. Siempre es dominador de los partidos, sea quien sea el rival, y los jugadores parece que ya juegan de memoria. No es de extrañar porque Moreno, que esta semana ha tenido que sufrir una vez más el debate sobre su continuidad la próxima temporada, ya tiene un once fijo, el de este lunes. Baba parece que le ha quitado definitivamente el puesto a Pedraza en el centro del campo y Leo Suárez, muy activo toda la noche pero al que le falta algo para explotar, juega por un Aridai que se ha quedado en revulsivo.

Delante, Budimir, todo un acierto de la secretaría técnica en este mercado de invierno. Acertará o no, pero, como el perejil, está en todas las salsas. Lucha, remata, pelea, presiona, disputa todos los balones como si fuera el último. Un dolor de muelas para cualquier defensa. Todo un lujo para un entrenador, en este caso Moreno, que ha entendido desde el primer momento que se encuentra ante un delantero diferente al resto, con clase y goleador.

Aquí puedes ver las imágenes del encuentro


Hasta el gol de Raíllo, el Mallorca tenía enfrente a un rival aseado con el balón, haciendo la presión alta y jugando por los extremos. Pero en cuanto llegaba al área de Reina se diluía. No encontraba la forma de crear peligro ante la rapidez y solvencia de la defensa rojilla. En su falta de pegada hay que entender la delicada situación del conjunto maño, centrado en evitar el descenso, que sería un drama similar al del Mallorca la temporada pasada.

En la segunda parte apenas cambió el guion, pero al Zaragoza, con el marcador en contra, no le quedó más remedio que estirar líneas. Lo intentó en varias ocasiones, por medio de Linares, de Eguaras y Pep Biel. El mallorquín estuvo a punto de sorprender a Reina con un zurdazo que se fue por muy poco. El balón era definitivamente del Zaragoza, sin nada que perder.

El Mallorca también tuvo las suyas, en un partido muy abierto. Las más claras, las de Baba en el minuto 52, cuyo disparo se fue fuera por muy poco, y Budimir en el 63, cuando, sin saberlo, se encontró solo ante Álvarez. Estuvo lento el croata, que debía pensar que se encontraba en fuera de juego.

Se le puso todo de cara a los de Moreno cuando Nieto vio la segunda amarilla en el minuto 72 por una absurda falta sobre Sastre. Entre los aficionados se recordaba los tres precedentes que acumula el Mallorca de partidos que ha acabado ante rivales en inferioridad y no ha sabido cerrarlos. Esta vez no iba a ser así. Y se encargaria de ello Abdón Prats. El de Artà, que está pasando un auténtico calvario esta temporada al no entrar en los planes de su entrenador, marcó el segundo a los cinco minutos de entrar por Budimir, despedido con una gran ovación. Recibió de Salva Sevilla y su zurdazo acabó con el balón en las mallas. Desde el 6 de octubre no marcaba el mallorquín.

La fiesta continuó cinco minutos después cuando Aridai cerró la cuenta a pase de un gran Lago, que estuvo por todo. Fue la guinda a una noche redonda, en el que el Mallorca se ha asentado en zona de play off. Ya no se puede ir de tapado. El Mallorca luchará por meterse entre los seis primeros. Y lo hará en un gran momento, posiblemente el mejor equipo de los de arriba.

La valoración

El árbitro: Buen arbitraje de uno de los colegiados más jóvenes
El castellano De la Fuente Ramos completó un buen partido. Se desentendió, con acierto, de lo que ocurrió en las áreas. Tal vez fue un poco rigurosa la segunda amarilla a Nieto, que dejó al Zaragoza con diez.

Lo mejor: El equipo juega y hace disfrutar a los aficionados
El Mallorca entró enchufado al partido desde el pitido inicial y se vio con la cantidad de ocasiones que creó y que tuvo su premio con el gol de Raíllo en la última jugada de la primera parte. El equipo no solo gana sino que juega bien y hace disfrutar a sus aficionados.

Lo peor: La ansiedad ante la portería rival en determinados momentos
Si Budimir, Lago y Stoichkov, al final del partido, hubieran estado más atinados, la goleada del Mallorca podría haber sido ayer de escándalo. Porque los rojillos dispusieron de claras y múltiples ocasiones para establecer una mayor diferencia de goles en el marcador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!