Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Con uno basta

Con uno basta

Con uno basta

Cuando hablamos de la solvencia del Real Mallorca en el estadio de Son Moix, los números nos avalan aunque se pasen algunos malos ratos, pero ahí va una ración de números que sustentan nuestros argumentos. El Mallorca ha jugado ya en casa un total de quince partidos, un número considerable para establecer un rendimiento. De los quince ha ganado diez, ha empatado tres y ha perdido dos. No sé qué pensarás tú, lector, pero a mí me parecen excelentes con el agravante añadido de que el Mallorca estrenaba este año la categoría tras regresar de las catacumbas. Dicho esto, hay que añadir que se han ganado con solvencia algunos como el 4-1 ante el Tenerife, los 3-0 ante Córdoba y Lugo, y con comodidad los 2-0 ante Nàstic y Alcorcón. Pero lo que más predomina es el sufrimiento pues de las diez victorias, cinco, la mitad, han sido por 1-0 con el peligro que eso lleva implícito en los últimos minutos. Siempre parece que te van a empatar, pero cinco triunfos por 1-0 le dan a este Mallorca la credibilidad de que sabe sufrir para ganar, y eso también cuenta. Ayer ante el Oviedo este 1-0 asegura el golaverage ante los asturianos y eso es una victoria doble viendo cómo se pone la zona vip de la clasificación. Por cierto, 'Estupiñán forever', golazo, y no es el primero del ecuatoriano.

Compartir el artículo

stats