03 de marzo de 2019
03.03.2019
Mallorca11Elche

El Mallorca pierde una gran oportunidad

El equipo de Moreno corta con un empate su racha de victorias en Son Moix ante un Elche que jugó media hora con diez

03.03.2019 | 14:07

Mereció ganar el Mallorca. Pero el fútbol no entiende de merecimientos, sino de goles. Y lo cierto es que marcó los mismos que el Elche, uno. El equipo de Moreno pagó su pésima primera media hora, dominado a placer por un rival que se sintió muy cómodo sobre el terreno de juego. Reaccionó con tiempo suficiente para darle la vuelta al marcador, pero unas veces el portero y otras la mala puntería dictaminaron el resultado final, que deja al Mallorca ya a cinco puntos de la sexta plaza con el último tercio del campeonato por disputar.

El partido empezó cuesta arriba para el Mallorca, que antes de cumplirse el primer cuarto de hora vio cómo el Elche se adelantaba en el marcador. Fue un zurdado de su delantero Iván Sánchez que convirtió en inútil la estirada de Reina. El dominio del conjunto de Pacheta en la primera media hora fue abrumador. Convirtió el partido en un gran rondo, con los jugadores del Mallorca detrás del balón, sin ni siquiera olerlo.

En el primer periodo el Mallorca fue incapaz de hacerse con el dominio del juego. La estadística indicaba un 58 por ciento de posesión del Elche por un 42 del Mallorca. Un dato increíble visto lo visto sobre el terreno de juego, con los visitantes como los únicos dueños del esférico. El 4-1-4-1 dibujado por Pacheta se le atragantó a los de Moreno, que se veían incapaces de revertir la situación. A veces se hace difícil entender cómo equipos que juegan tan bien, como ayer el Elche en la primera parte, se mueven en zona de nadie.

La primera parte acabó sin que el guardameta Badía, hasta hace poco del desahuciado Reus, tuviera que realizar ninguna intervención. El síntoma más claro de que no era el día del Mallorca.

Moreno no esperó y, tras el descanso, dio entrada a Álex López por un inoperante Aridai. Y el delantero catalán tardó solo diez minutos en ser protagonista al dar el pase del gol del empate a Budimir, autor de su tercer tanto como rojillo. Era un nuevo Mallorca, decidido a darle la vuelta al marcador ante un Elche que estaba pasando por sus peores momentos. Tenía que recurrir a las continuas faltas para frenar a los rojillos. Medio equipo ya lucía tarjetas amarillas con media hora por delante, por lo que lo lógico es que el Elche acabara el partido con diez. Y efectivamente. En el 65, uno de los jugadores que tenía tarjeta, Qasmi, vio la segunda por simular una caída en el área del Mallorca. Los rojillos tenían 25 minutos por delante ante un rival en inferioridad, un escenario que invitaba a soñar en la remontada.

Moreno quemó todas sus naves a falta de veinte minutos con la entrada de Leo Suárez por un Pedraza que contaba con una tarjeta. El argentino se colocó de segundo punta con Álex López y Budimir como referentes en ataque. Suárez puso a prueba a Badia a los dos minutos de su entrada al terreno de juego y obligó al portero a lucirse.

Al Elche solo le quedaba resistir ante un rival liderado por un Dani Rodríguez en un gran estado de forma y con el hándicap de que Lago Junior no supo marcar la diferencia como otras veces en un partido más que discreto. La táctica del Elche era perder todo el tiempo del mundo a cualquier precio, simulando faltas una detrás de otra para desesperación de los aficionados. El Mallorca lo intentó de todas las maneras, con Álex López, Salva Sevilla, Leo Suárez y Dani Rodríguez, pero no hubo manera. Quedaba la última, la más clara. Cuando Álex López se quedó solo ante Badía y remató de cabeza a las manos del portero. Ya no hubo tiempo para más.

El empate supone un jarro de agua fría para el Mallorca, que ve cortada su racha de cuatro victorias consecutivas en Son Moix y ve cómo la sexta plaza se aleja a cinco puntos. Todos se las prometían muy felices con dos partidos consecutivos en casa -el próximo sábado reciben al Oviedo-, pero por alguna cosa será que hace cuatro años que el Mallorca no lo consigue. El peligro ahora es que, si no llegan los resultados, el equipo se vea en zona de nadie y se relaje. Sería una lástima porque la temporada está siendo muy digna. Falta una marcha más y Moreno está dispuesto a ponerla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!