Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El jugador

Carlos Castro, un fracaso con fecha de vuelta

El Real Mallorca oficializa la cesión del delantero asturiano al Elche hasta final de temporada y le impone la controvertida 'cláusula del miedo'

Carlos Castro estrecha la mano del director deportivo del Elche, Jorge Cordero.

Carlos Castro estrecha la mano del director deportivo del Elche, Jorge Cordero. @elchecfoficial

Carlos Castro ya viste de franjiverde. El que debía ser delantero titular del Real Mallorca en la temporada de su regreso al fútbol profesional, oficializó ayer su salida del club bermellón para recalar cedido en el Elche Club de Fútbol.

El Mallorca ha decidido cubrirse las espaldas por si Pacheta encuentra en Castro esa chispa que Moreno no ha sido capaz de prender. El conjunto bermellón ha impuesto la 'cláusula del miedo' al futbolistas astur, por lo que el próximo 3 de marzo, cuando el Elche aterrice en Son Moix para enfrentarse al Mallorca, Castro deberá conformarse con animar a su nuevo equipo desde casa.

Era un secreto a voces. La salida del futbolista asturiano se había acelerado en los últimos días. Las llegadas de Ante Budimir y Nikola Stojiljkovic fueron la gota que colmó el vaso. Ayer el Elche oficilizó su contratación, tras el acuerdo alcanzado entre el club ilicitano y el bermellón hasta final de temporada.

"Empezó bastante bien, pero hay jugadores que han estado mejor. Tiene un nivel alto, pero a día de hoy si quiere entrar en el equipo tiene que hacer más". Estas lapidarias palabras de Vicente Moreno, tras el encuentro disputado ante el Sporting de Gijón del pasado mes de diciembre, marcaron irremediablemente su devenir. Castro ya no volvió a ser convocado en ningún partido y su marcha era la mejor opción que barajaban ambas partes.

El futbolista asturiano estaba llamado a marcar las diferencias tras militar en el Sporting de Primera División. Fue titular en las primeras jornadas y dio el triunfo con un gran gol ante el Rayo Majadahonda, pero Moreno fue perdiendo confianza en sus posibilidades.

Solo ha jugado 433 minutos, con esa única diana, y en la nómina de atacantes estaba por detrás de Álex López y Abdón Prats. A eso hay que añadir los fichajes de Budimir y Stojiljkovic, que provocan un 'overbooking' en la delantera difícil de asumir para el cuerpo técnico.

Pese a que la prioridad del Elche era la contratación del delantero del Albacete Alfredo Ortuño, el problema radicaba en su elevada ficha, cercana a los 800.000 euros, una cantidad inviable para el club ilicitano, aunque fuera por media temporada. La opción de Castro, por contra, era mucho más asequible. Una cifra que podría rondar los 200.000 euros por temporada.

El futbolista astur será presentado esta misma mañana en el Martínez Valero, donde conocerá a sus nuevos compañeros y peleará por hacerse con un hueco en el once de Pacheta. Hasta el 30 de junio vestirá los colores franjiverdes, fecha en la que finalizará su cesión con el club ilicitano.

Con una temporada más de contrato con el conjunto bermellón, Maheta Molango espera que el ariete recupere la confianza perdida y regrese a la isla para acallar todas aquellas voces que han criticado su fichaje.

Compartir el artículo

stats