07 de enero de 2019
07.01.2019
Almería20Mallorca

El Real Mallorca, inferior en todo

El peor Mallorca de la temporada cae con estrépito ante el Almería y se libra de una goleada gracias al gran partido firmado por Manolo Reina, que evitó dos goles desde los once metros - Las pérdidas de balón absurdas y hasta tres penaltis evitables condenan a los rojillos - Moreno apuesta por Merveil y Valjent de inicio y deja sentados a Xisco Campos y Aridai

07.01.2019 | 02:45
El Real Mallorca, inferior en todo

Desconocidos, endebles en defensa y con una seria falta de recursos en ataque. El peor Mallorca de la temporada estrenó 2019 con una estrepitosa derrota ante el Almería (2-0). Solo Manolo Reina salvó los muebles en el conjunto bermellón. El cancerbero andaluz paró dos penas máximas en el segundo periodo, pero poco pudo hacer para evitar la derrota de su equipo ante los de Fran Fernández.

El nuevo año no le ha sentado nada bien al conjunto mallorquinista, que mostró en el Estadio de los Juegos Mediterráneos su peor versión de la temporada. Las imprecisiones en los pases, las pérdidas de balón absurdas y los penaltis evitables condenaron al equipo que, para más inri, mostró una gran falta de contundencia en ataque y un inexistente juego por bandas.

Vicente Moreno movió fichas y sorprendió con la alineación de Merveil en el once titular. El futbolista congoleño, que hasta el momento solo había disputado 36 minutos en competición regular, cayó en banda diestra y Lago Junior formó por la izquierda, posiciones que fueron intercambiándose con el paso de los minutos.

Además, el técnico valenciano encajó a Martin Valjent en el eje de la defensa en detrimento de Xisco Campos. El binissalemer, junto a Joan Sastre, Parera y Abdón Prats, los cuatro mallorquines del equipo, se quedaron por primera vez en esta temporada viendo el partido de inicio desde el banquillo.

La intensidad del encuentro fue subiendo con el paso de los minutos, aunque el Mallorca fue perdiendo fuelle a medida que se acercaba el descanso. Al cuarto de hora de juego, la afición indálica estalló por un posible penalti de Raíllo sobre el exmallorquinista Álvaro Giménez, la pesadilla ayer del conjunto rojillo. El colegiado del encuentro, el árbitro Trujillo Suárez, no vio nada porque no lo hubo.

Las ocasiones de unos y otros se sucedieron durante el primer periodo sin exigir demasiado a sus respectivos guardametas. Cuando el resultado parecía destinado al empate en el descanso, una pérdida de balón de Álex López provocó una contra envenenada y forzó el error de Martin Valjent.

El eslovaco se lanzó dentro del área sobre el verde sin demasiado control. Una pena máxima de manual del todo inoportuna. El delantero ilicitano no perdonó y adelantó a los suyos en el marcador (1-0).

Tras la charla en los vestuarios el Mallorca no mejoró. Los rojillos adelantaron sus líneas y tuvieron más el balón en su poder, pero no llegaron a inquietar a René. El Almería, por su parte, supo aprovechar el desorden táctico del rival para generar sus mejores ocasiones.

Corpas la tuvo en el 56 tras dejar sentado a Estupiñán dentro del área. Solo dos minutos después, en el 58, Manolo Reina atajó un nuevo centro chut del delantero rojiblanco cuando la afición local ya cantaba gol.

Pero ayer no era el día de los mallorquinistas, tan siquiera de aquellos hombres que suelen mostrar mayor contundencia y seriedad sobre el verde. Salva Sevilla, en primera instancia, y Marc Pedraza, después, regalaron incomprensiblemente el esférico al rival en el centro del campo. La del almeriense acabó en pena máxima de Raíllo que despejó Reina con los puños; la del catalán, en el 72, finalizó con un tres para uno y el balón entre las redes (2-0).

El Almería pudo hacer incluso más daño, puesto que en el 85 Pervis Estupiñán empujó nuevamente a Álvaro Giménez dentro del área. Desde los once metros, Reina atajó el disparo de Aguza para dejar el 2 a 0 definitivo en el marcador.

El amargo estreno de año del Real Mallorca contrasta con la gran temporada firmada por el conjunto rojillo hasta el momento. El Deportivo de la Coruña aterriza la próxima jornada en Son Moix para cerrar la primera vuelta del campeonato en un mes de enero que se presenta de lo más complicado. El tropiezo en Almería es grave, las sensaciones son peores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!