05 de enero de 2019
05.01.2019

Dos meses sin Salva Ruiz

El lateral valenciano no juega desde el 27 de octubre por una lesión

05.01.2019 | 00:12
Salva Ruiz, en el primer entrenamiento del equipo en Son Moix tras las vacaciones.

Una ausencia más larga de lo esperado. Salva Ruiz empieza a ver el final de su calvario y, tras someterse a una resonancia magnética, confía en entrenar con el grupo a partir de la próxima semana. El defensa valenciano se ha perdido diez partidos, ocho de Liga y dos de Copa, desde que se retirara ante el Las Palmas a final de octubre.

Debía estar ausente dos semanas y va camino de los dos meses y medio. Salva Ruiz (Albal, Valencia, 22 años) empieza a ver la luz al final del túnel. Esta semana se ha sometido a una resonancia magnética y posiblemente pueda entrenar con el equipo la próxima semana para intentar recuperar la titularidad en el lateral izquierdo, demarcación que fue suya en las once primeras jornadas. Hasta que se lesionó aquel fatídico 27 de octubre contra el Las Palmas. Parece que ha pasado un año.

El jugador tuvo que abandonar el terreno de juego a los 75 minutos del duelo ante el conjunto grancanario, que finalizó con empate a dos goles. Sufría molestias en los isquios de su pierna izquierda y fue sustituido por el ecuatoriano Pervis Estupiñán. A excepción de los últimos siete minutos ante el Elche, Salva Ruiz, que tiene contrato hasta junio de 2020, lo había jugado todo a las órdenes de un Vicente Moreno que desde el minuto cero de la Liga tenía claro que su lateral izquierdo era su paisano. Entre otras razones, a Bonilla se le abrió la puerta de salida porque con Salva Ruiz y Estupiñán tenía el puesto bien cubierto.

El joven jugador que llegó procedente del Valencia, que se ha asegurado una opción de recompra, se ha perdido un total de ocho partidos de Liga y los dos de Copa del Rey frente al Real Valladolid. Una larga ausencia que el entrenador mallorquinista ha solucionado con Estupiñán y, cuando este se lesionó, con Sastre, que se ha tenido que adaptar, a trancas y barrancas, a la posición de lateral izquierdo, diestro como es.

Salva Ruiz superó en su día una aplasia medular, una enfermedad grave, de la que regresó en noviembre de 2017 tras estar dos años sin jugar. Su tesón y sus ganas de volver a sentirse futbolista han sido determinantes para que se volviera a vestir de corto.

En el club reina el hermetismo a la hora de valorar las lesiones de sus jugadores. Y Salva Ruiz, con sus antecedentes, no es la excepción. Lo que ha trascendido es que el motivo de su larga ausencia es una lesión en los isquios.

En cuanto se recupere, todo apunta a que ocupará de nuevo la banda izquierda de la defensa. Estupiñán, que es duda para el domingo en Almería porque está a punto de ser padre, ha estado ausente por lesión más de la cuenta, y Sastre, pese a que ha cumplido con creces, demuestra que se siente incómodo en una banda antinatural para él. Salva Ruiz espera disputar sus primeros minutos desde su lesión este mes de enero. Vicente Moreno le espera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!