11 de diciembre de 2018
11.12.2018
Fútbol

El Mallorca se estrella contra los grandes de segunda división

El conjunto bermellón sucumbe en este inicio de temporada solo ante equipos que se encuentran por encima en la tabla - El Deportivo, único rival de la zona alta ante el que todavía debe enfrentarse, cerrará la primera vuelta del campeonato

11.12.2018 | 00:47
Valcarce se lamenta tras errar una ocasión el pasado sábado en Son Moix.

El Real Mallorca vende caras las derrotas. A estas alturas de la temporada, tras haberse disputado diecisiete jornadas, el conjunto bermellón solo ha caído en cuatro ocasiones. Los hombres de Moreno solo han sucumbido ante equipos de la parte alta de la tabla, ante los supuestos 'grandes' de la Segunda División.

El equipo rojillo es una de las grandes revelaciones de la Liga 123. Condicionado por un límite salarial modesto y compuesto, en su gran mayoría, por jugadores que debutan este año en la categoría (Joan Sastre, Fran Gámez o Miquel Parera), el Mallorca no ha dejado a nadie indiferente en este inicio de campeonato.

Fruto de su gran regularidad emana su pronunciamiento en la tabla, donde ocupa una meritoria séptima plaza. Solo tres equipos hasta el momento han encajado menos derrotas que los bermellones (Granada, Deportivo y Albacete) y solo cuatro han conseguido anotar más goles (Granada, Deportivo, Albacete y Cádiz).

Los cuatro equipos que han hecho hincar la rodilla a los bermellones esta temporada se encuentran por delante de los mallorquinistas en la tabla, una premisa que denota el compromiso de unos jugadores que no se dejan vapulear por cualquiera.

La primera derrota llegó en la jornada tres. Un Mallorca falto de puntería sucumbió ante el Alcorcón (1-0) en el estadio de Santo Domingo. Un tempranero gol de Pereira bastó a los madrileños para imponerse en el marcador. Los de Moreno pagaron caro su desacierto en los últimos metros.

El segundo bache de la temporada tuvo lugar en Son Moix. El Mallorca encajó su primera derrota en casa (1-3) ante un Albacete con mucho oficio, en un partido marcado por la expulsión de Raíllo a los tres minutos de la segunda parte por un manotazo innecesario a Zozulia. Xisco Campos tuvo que abandonar el estadio en ambulancia tras un choque con Manaj al filo del descanso.

El tercer chasco se vivió en Granada. Pese a que el Mallorca mereció una recompensa mayor, los rojillos sucumbieron (1-0) ante un tanto de Pozo que llegó a la media hora de partido. El último patinazo, todavía grabado en la mente de la hinchada mallorquinista, se produjo el pasado sábado en Son Moix. El Málaga se impuso injustamente (1-2) en un partido marcado por un error arbitral al anular un gol legal a Raíllo, aunque también influyeron los fallos en defensa y el desacierto en ataque.

A día de hoy, solo dos equipos más gozan del privilegio de superar al Real Mallorca en la tabla. El Cádiz, que hasta este pasado fin de semana nunca había estado por delante de los mallorquines en la clasificación, y el Deportivo. El combinado gaditano, con un inicio de temporada titubeante, cayó ante los pupilos de Moreno en Son Moix en la cuarta jornada de competición. Un solitario gol de Álex López en el minuto 89 le valió los tres puntos al equipo.

El Deportivo de la Coruña es el único rival ante el que el Mallorca todavía no se ha enfrentado esta campaña. El encuentro ante los gallegos tendrá lugar en la jornada 21, partido que cerrará la primera vuelta de la competición y en el que el Mallorca quiere poner fin a su mala racha ante los grandes.

Pedraza es duda para Gijón


Tras el partido ante el Málaga, el Mallorca se ejercitó en Son Bibiloni en una sesión en la que Marc Pedraza tuvo que retirarse antes de hora. El centrocampista catalán es seria duda para el encuentro de este fin de semana ante el Sporting de Gijón. Ayer el equipo descansó y solo Faurlín y Antonio Raíllo se acercaron hasta la Ciudad Deportiva para ejercitarse en el gimnasio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!