03 de diciembre de 2018
03.12.2018
Segunda División

Real Mallorca: Casi dos meses sin perder

La racha de siete partidos invicto mantiene al Mallorca en la zona de play off de ascenso a cinco jornadas del final de la primera vuelta - El equipo cedió los tres puntos por última vez el ya lejano 14 de octubre en su visita al Granada

02.12.2018 | 23:46
Los jugadores del Mallorca celebra el segundo gol en Reus, marcado por Lago Junior.

Hay que remontarse al 14 de octubre -un mes y medio- para encontrar la última derrota del Real Mallorca. El equipo de Vicente Moreno perdió aquel día por la mínima en el Nuevo Los Cármenes de Granada, y estaba lejos de pensar que sería el último tropiezo del mes de octubre y de noviembre. Desde aquélla jornada, la novena, el equipo ha cosechado tres victorias y cuatro empates que le han consolidado entre los mejores equipos de la categoría.

El objetivo de la permanencia que se marcó el club a principios de temporada parece haber quedado obsoleto. Con 27 puntos en el zurrón, suena a falsa humildad. Dieciséis jornadas es un número más que suficiente para pensar que no nos encontramos meramente ante una buena racha de resultados. Es mucho más. El equipo muestra empaque en cada partido, a ningún rival se lo pone fácil, más bien al contrario, y trata de tú a tú a cualquiera, si no es claramente superior, como demostró el sábado en Reus o en la goleada al Tenerife por 4-1.

El Mallorca, sexto a cuatro puntos de la zona de ascenso directo, ha sumado trece puntos sobre 21 posibles en estos siete partidos. Trece puntos que podría haber sido alguno más. En el recuerdo de los aficionados aparece el empate del Extremadura en el último minuto, de penalti, y los mano a mano desperdiciados por Aridai ante el Oviedo y el Zaragoza, que de haber marcado a ambos estaríamos hablando ahora de cuatro puntos más.

En cualquier caso el balance es más que satisfactorio en un equipo se que mueve con prácticamente los mismos hombres que ascendieron de Segunda B, con la única novedad en el once titular de Dani Rodríguez, que se ha convertido en un fijo para Moreno.

El técnico, cada vez más cotizado en el mercado, solo tiene palabras de elogio para sus jugadores, y tras la victoria en Reus valoró la racha de siete partidos invicto: "Habla mucho del carácter de los jugadores y nos beneficia a los que tenemos la suerte de trabajar con ellos", les piropeó.

El Mallorca, que en toda la temporada ha bajado de la octava posición y durante dos jornadas ha ocupado plaza de ascenso directo, quiere prolongar su racha de resultados el próximo sábado en Son Moix ante el Málaga, uno de los equipos que está por encima de los rojillos y que supondrá toda una prueba de fuego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!