17 de noviembre de 2018
17.11.2018
Zaragoza22Mallorca

El Mallorca pasa de la gloria a la resignación

Los bermellones se tienen que conformar con un punto en un partido en el que han llegado a dominar por 0-2 a los veinte minutos con los goles de Lago y en el que ha terminado pidiendo la hora tras igualar el Zaragoza

17.11.2018 | 22:40

Este punto, como el partido en sí mismo, tiene tantas interpretaciones como momentos tuvo el encuentro. Sabe a poco, o incluso a muy poco, tras la soberbia primera mitad del Mallorca, pero la realidad es que también puede felicitarse, por extraño que parezca, por no regresar de vacío a la isla, después de una segunda en la que pudo perder toda la renta conseguida. Después de una imperial primera mitad, en la que los de Vicente Moreno se llegaron a poner 0-2 en veinte minutos con los goles de Lago, acabaron mirando el reloj. El Zaragoza consiguió empatar gracias a los goles de Marc Gual y Pombo en un duelo loco y que estuvo marcado, en clave mallorquinista, por la lesión de Salva Sevilla. El andaluz se tuvo que marchar en el minuto cincuenta y los bermellones perdieron el control y, como consecuencia, la posibilidad de llevarse un triunfo (2-2). Pero el poso que deja este equipo, plagado de jugadores sin experiencia en el fútbol profesional, como Parera, que fue decisivo para no perder, Russo, Sastre o Gámez, invita a mirar el futuro con optimismo. No debe haber reproches, pero es cierto que lo que perdonaron Aridai y Álex López es para darle muchas vueltas.

El recital de fútbol que dio el Mallorca en la primera parte quedará para el recuerdo durante mucho tiempo. Demostró que sabía lo que tenía que hacer y cómo lo quería hacer. Y lo bueno es que el premio llegó muy pronto. Lago Junior, absolutamente solo, se aprovechó de un saque de esquina en el que Álex López arrastró a dos centrales para rematar a placer, tras un rechace, al fondo de la portería. Este tanto no cambió el panorama del encuentro, ni mucho menos. Los bermellones, con un Salva Sevilla sensacional, siguieron presionando la salida del balón de un Zaragoza que cada vez se fue desquiciando más, con la ayuda de su furiosa afición. Eso sí, su mejor ocasión en el primer parcial llegó en una acción en la que Álvaro Vázquez dejó pasar el balón y Pombo, tiró el esférico fuera. Y ya se sabe que el que perdona, lo paga.

Los baleares, que anoche se vistieron en muchos momentos de equipo grande de la categoría, ampliaron las diferencias. Aridai envió un buen centro desde la izquierda y Lago, otra vez, metió la cabeza para poner el 0-2. Es muy complicado hacer mejor las cosas que el Mallorca que en estos primeros veinte minutos. Y lo mejor es que no bajó los brazos a pesar del resultado. Además, Salva Sevilla lanzó una magnífica falta que obligó a despejar al meta Christian en una acción que quedó invalidada, tras el rechace, por fuera de juego de Russo. El Zaragoza, a través de Pombo lo intentó con un disparo que se marchó fuera por poco.

La segunda mitad fue absolutamente otra historia. No pudo empezar peor cuando Salva Sevilla pidió el cambio por un balonazo en los testículos. Y eso no es una baja cualquiera. El Mallorca se quedó sin brújula y lo acabó pagando. Perdió el control y los maños apretaron. Igbekeme y Álvaro ya avisaron con sendos disparos, hasta que Marc Gual, en el primer balón que tocó, recortó distancias. El delantero lanzó un obús que pegó en los dos palos antes de que se colara la pelota en la meta de Parera, que no pudo hacer nada.

Hizo mucho daño este tanto, que llegó en el minuto sesenta y cinco, pero pudo quedar en una anécdota si Aridai no hubiera fallado, como en Oviedo hace dos semanas, una clamorosa ocasión de gol. El canario se plantó solo ante el portero Christian Álvarez y, en lugar de rematar, trató de driblarle sin éxito. El rechace también cayó en las botas del extremo, que tiró fuerte ajustado al palo y el cancerbero volvió a responder.

El Mallorca fue incapaz de mantener la calma y eso le costó el triunfo. Porque Pombo empató en el setenta y tres tras un tiro de Marc Gual en el que Parera solo pudo despejar. Ver para creer. El duelo se convirtió en un correcalles que no favoreció a los bermellones. El meta de Manacor se mostró inspirado en los tiros de Marc Gual y Alberto Benito cuando pintaba peor la cosa, pero ya en el descuento, con una decisiva intervención, voló para evitar el desastre. El canterano, que pide a gritos la titularidad, repelió un tiro lejano de Pombo. Y como si se le hubiera dado una vida extra al Mallorca, Álex López, ya en el último suspiro, se quedó solo ante Christian, pero el meta también cumplió para dejar un punto para cada uno.

Real Zaragoza: Christian Álvarez; Delmás, Perone, Verdasca (Alberto Benito, min. 46), Nieto, Lasure (Marc Gual, min. 65), Eguaras, Pep Biel, Zapater (Igbekeme, min. 46), Pombo y Álvaro Vázquez.

Real Mallorca: Parera; Fran Gámez, Russo, Xisco Campos, Sastre; Salva Sevilla (Baba, min. 50), Pedraza; Aridai, Dani Rodríguez (Buenacasa, min. 74); Lago (Giner, min. 82) y Álex López.

GOLES: 0-1, Lago marca tras un saque de esquina (min. 5); 0-2, Lago cabecea tras un pase de Aridai (min.20); 1-2, Marc Gual anota de disparo desde la frontal (min. 65); 2-2, Pombo marca a placer (min. 73).
ÁRBITRO: Ais Reig (C. Valenciano)
T. amarillas: Pombo (min. 44), Perone (min. 58), Aridai (min. 60), Álvaro Vázquez (min. 68)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!