Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Carlos Castro: "Mi situación en el Sporting me obligó a buscar una salida y no me arrepiento"

El futbolista asturiano acata con entusiasmo la dura competitividad que se vivirá en la línea ofensiva del Mallorca

Carlos Castro posa en las instalaciones del Gran Hotel Benahavís Spa.

Carlos Castro posa en las instalaciones del Gran Hotel Benahavís Spa. e. garcía

P Llegó al Mallorca tras una vida vinculada al Sporting. ¿Le costó tomar la decisión?

R Fue complicado. Empecé muy joven y aquello era como mi segunda familia. Conocía a los trabajadores, sentía el cariño de la gente, era canterano y eso se nota. Fue difícil salir por todo lo que me unía a esa tierra, pero tomé la decisión y no me arrepiento.

P ¿Qué es lo que no le convenció a Rubén Baraja de usted?

R No tengo ni idea. Es una buena pregunta para él. Yo me dedicaba a entrenar y a hacerlo lo mejor posible, que jugara o no ya era cuestión de lo que quisiera el míster.

P Cuando un entrenador pierde la confianza en un jugador, ¿lo mejor es dar portazo?

R Siempre se intenta pelear, pero al final él es el que tiene la última palabra, solo pueden jugar once y el fútbol es así. Solo me quedaba la opción de buscar una salida.

P ¿Y qué tiene para convencer a Moreno?

R Prefiero que lo valore la gente. Tengo claro que vengo a trabajar y dar el máximo. Ojalá con eso puede marcar muchos goles y disfrutar de buenos momentos.

P Hay mucha competencia en la línea ofensiva del Mallorca.

R Creo que hay muy buenos jugadores en todas las líneas, aunque en el ataque el equipo cuenta con buenos futbolistas. Todos vamos a competir por un puesto o por dos, depende del planteamiento que decida el míster.

P Además de dejar el Sporting, también dejó Ujo, localidad donde vivía con su familia. ¿Lleva bien la independencia?

R Dar el paso era complicado porque ahí tenía mi vida hecha, familia, amigos? Mis padres estuvieron conmigo hasta antes de venir a Málaga, ayudándome con la casa. Nunca se me han dado muy bien las tareas del hogar.

P ¿Qué es lo que peor lleva?

R Todo. Soy un desastre, pero es el momento de empezar a hacerme valer por mí mismo. Creo que podré salir adelante de esta (ríe).

P Al menos tuvo la suerte de llegar y encontrarse con un viejo conocido dentro del vestuario.

R Sí, en el vestuario está Álvaro Bustos. Tenemos la misma edad y coincidimos durante muchos años en Gijón, me ha ayudado mucho desde que llegué a la isla.

P Situación complicada la de su compañero.

R Evidentemente son momentos difíciles para un jugador, pero eso ya son cosas entre él y el club y tampoco puedo meterme mucho.

P Cumplen su segundo día de concentración en Málaga. ¿Cómo lo están llevando?

R Estamos trabajando mucho, pero también disfrutando. Son días de mucho trabajo, pero es necesario para poder empezar la temporada en condiciones.

P Y con amistosos ante rivales de nivel.

R Dos de los equipos ante los que nos enfrentamos durante el 'stage' serán rivales durante la competición regular, por lo que será una buena forma de medir nuestro estado. Es importante ir cogiendo un nivel ante equipos de nuestra misma categoría.

P Y el 20 de agosto, ante Osasuna

R Al final nos tienen que tocar todos los rivales. Que inauguremos la temporada en casa, que juguemos el primer partido en lunes o que el calendario sea asimétrico no es algo que deba afectarnos

P Se habla mucho del nivel que mueve la Segunda, ¿acongoja?

R Creo que será de las campañas más competitivas desde hace tiempo, pero el equipo está preparado y no me cabe duda de que daremos la cara ante los rivales.

Compartir el artículo

stats