07 de marzo de 2018
07.03.2018
Segunda B

Las claves del bajón del Mallorca

Menos fiables en defensa, más desacertados en ataque y previsibles en su juego, los bermellones han perdido los dos últimos partidos dejando malas sensaciones en todos los niveles al comienzo de la fase decisiva de la temporada

08.03.2018 | 02:09
Salva Sevilla pasa el balón ante la presión de un jugador del Ebro en el partido del pasado domingo en Son Moix.
El Real Mallorca es el brillante líder del grupo tercero de la Segunda B, pero es evidente que ha pegado un bajón en su rendimiento en las últimas semanas. Las dos derrotas ante el Cornellà (3-1) y Ebro (0-1) han enrarecido el ambiente, al menos entre un sector de la afición, que ve cómo su equipo no rinde al mismo nivel que en la primera vuelta. De hecho, en estas nueve jornadas de la segunda vuelta los bermellones han sumado once puntos menos que en la primera. Estas son algunas de las razones que le han llevado a empeorar sus guarimos.

Menos fiable atrás

Ahora comete errores que en la primera vuelta no se producían
Una de las mayores virtudes del Mallorca es la solvencia defensiva, una circunstancia que le lleva a ser el menos goleado del grupo, con apenas diecisiete tantos encajados, pero en los dos últimos encuentros ha cometido errores que se han convertido en goles. El tanto del Ebro, que costó la primera derrota en Son Moix, llegó por un grosero fallo de marcaje. Y ante el Cornellà, tal y como denunció el propio Vicente Moreno, también recibió goles perfectamente evitables.

Sin pegada

Cuatro goles marcados en los últimos cinco encuentros
El Mallorca es el cuarto equipo más goleador del grupo, con treinta y cho tantos, pero es una realidad que en las últimas semanas no está viendo portería con facilidad. De hecho, de los últimos cinco encuentros, apenas ha anotado cuatro dianas, una de ellas de penalti. Eso sí, los solitarios tantos ante el Ontinyent y Alcoyano sirvieron para ganar, pero el equipo no está teniendo la misma pegada que en otras fases de la competición.

Sancionados

Se nota demasiado la ausencia de jugadores con peso
Vicente Moreno se ha visto obligado a variar demasiado el equipo titular por culpa del elevado número de jugadores indiscutibles que han sido sancionados en las últimas semanas, algo que ha afectado al equipo. La ausencia de Álex López, castigado con cuatro partidos, o Raíllo, con tres, se nota porque son referentes de los bermellones, pero en Cornellà, por ejemplo, tampoco jugaron Salva Sevilla o Sastre. Eso sí, estos dos últimos sí se midieron al Ebro.

Refuerzos sin minutos

Solo Aridai está teniendo protagonismo en el juego
El discurso de que lo que llega en el mercado invernal debe mejorar lo que ya existe no se está notando, de momento, sobre el césped. Aridai es el único que está siendo un fijo y ha alternado buenas actuaciones con otras más discretas. El resto de fichajes no están teniendo ningún protagonismo. Bustos, que marcó ante la Peña Deportiva, ha desaparecido de las alineaciones. Fran Gámez, titular en dos ocasiones sin mucho éxito, Salva Ruiz, Ndi y Faurlín están más tiempo en el banquillo que sobre el campo.

Previsible

Los rivales le han cogido la matrícula a los bermellones
Después de una primera vuelta tan buena, en la que los bermellones estuvieron invictos, los adversarios conocen mucho mejor cómo hacerle daño al Mallorca, tanto en ataque como en defensa. El equipo tiene menos ideas y es más previsible en su juego.

Sustitutos no rinden

Cedric está desaprovechando las oportunidades
Cedric, que en la pretemporada fue el máximo goleador, no está aprovechando las oportunidades que le concede la sanción a Álex López. El delantero, que lleva un tanto, se está mostrando fallón. Damià, James o José Ángel tampoco están rindiendo a un gran nivel cuando les ha tocado jugar en sus últimas actuaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine