Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Brandon Thomas: "El Mallorca subirá, estoy convencido"

El futbolista de Cala d'Or asegura que ahora se siente "feliz" en el Rennes tras no contar para el anterior entrenador, "con ideas muy raras"

Brandon Thomas, con la Torre Eiffel al fondo.

Brandon Thomas, con la Torre Eiffel al fondo. B.T.

Durante sus vacaciones navideñas, el ex mallorquinista Brandon Thomas ha hecho balance de sus primeros meses en la Liga francesa, en el Stade de Rennes. Tras ser prácticamente ninguneado por su primer entrenador Christian Gourcoff, su sustituto, Sabri Lamaouachi, cuenta más con sus servicios.

¿Qué balance hace de sus primeros meses en Francia?

Bien. Desde el club me dieron todas las facilidades del mundo para que estuviera cómodo. Estuve alojado en un hotel de la ciudad hasta que encontré casa. Ha sido una adaptación rápida pese a las dificultades de alguien que nunca ha vivido en otro país.

¿Qué diferencias le sorprendieron más entre su actual club y el Mallorca?

Son clubes parecidos en cuanto a infraestructura y gente con mucha calidad humana pendiente de solucionar los problemas que podamos tener los jugadores fuera del terreno de juego, como la vivienda, el coche, banco, etc.

¿Cómo es un día normal en su vida en Francia?

Entreno por las mañanas, como en casa con mi pareja, después voy a la ciudad deportiva a clases de francés y, por último, tengo entrenamiento de recuperación y potenciación con mi preparador físico, que viene de Barcelona cada semana de lunes a jueves. También tenemos tiempo de salir a cenar y visitar lugares de la ciudad.

¿Cuál es su nivel de francés?

Está mal que lo diga, pero está bien. La verdad es que he aprendido bastante rápido el idioma, mis compañeros me dicen que soy el extranjero que mejor lo habla en tan poco tiempo. Los hay que han necesitado dos años.

Llamó la atención que un jugador que costó tres millones de euros apenas contara para su entrenador. ¿Qué pasó?

Sinceramente, no entendí mucho al anterior entrenador. Tenía unas ideas bastante raras y confiaba más en otros jugadores sin darme la oportunidad. Y cuando me la dio le demostré que podía jugar en el equipo.

No debutó hasta el 25 de octubre en Copa.

Jugamos contra el Dijon en mi debut. Aproveché la oportunidad dando una asistencia que significó la victoria.

Y tres días después se estrena en Liga contra el Montpellier.

No pudo ir mejor. Le demostré al entrenador que si me daba confianza podía serle útil y marqué un gol para ganar el partido.

Y a la jornada siguiente de nuevo sin jugar.

No entendí muy bien la actitud del entrenador porque marcas el gol de la victoria y al siguiente partido no te saca. No entiendes muy bien qué sucede ni porqué toma esta decisión, pero en estos momentos toca aguantar.

El nuevo entrenador, Lamouachi, le dio la titularidad en el primer partido.

Jugamos contra el Estrasburgo en su casa. No estuve tan cómodo como en otros partidos, pero me sirvió para sumar minutos.

Y llegó el derbi contra el Nantes. ¿Cómo son este tipo de partidos?

Son una fiesta. En Bretaña se respira mucho fútbol. Hay mucha pasión. Fue un derbi muy bonito y conseguimos ganarlo. Antes del inicio del partido se homenajeó a Dembélé, que jugó en el Rennes.

Se comentó que podía ir cedido a otro equipo.

Cuando no cuentas para el entrenador una de las opciones siempre es la cesión, pero ahora estoy contento. Ahora me siento valorado, Lamouchi me da minutos y me felicita cuando lo hago bien. En Rennes soy feliz.

¿Ve al Mallorca en Segunda la temporada que viene?

Estoy convencido, aunque no es bueno hablar ya de ascenso a estas alturas porque cometeríamos el mismo error de siempre. Pero es favorito para subir.

Compartir el artículo

stats