Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Hombres y no nombres para la Segunda B

Cada maestrillo tiene su librillo y en el mundo del fútbol lo habitual es que el fichaje de un entrenador venga acompañado por el de una...

Cada maestrillo tiene su librillo y en el mundo del fútbol lo habitual es que el fichaje de un entrenador venga acompañado por el de una serie de jugadores de su confianza, que muchas veces se convierten en la extensión del técnico en el campo. Ocurrió el pasado año con Fernando Vázquez, quien nos recomendó a Juan Domínguez o a Salomao, por citar algunos, y hasta cuando un tal Cúper fichó por el Mallorca desembarcaron con él en la isla unos desconocidos Carlos Roa, Oscar Mena o Ariel Ibagaza. Con muchos mejores resultados por lo que sabemos.

No es de extrañar pues que Vicente Moreno tenga en su agenda una lista de imprescindibles siempre que entren en las posibilidades del club, por cierto ahora mucho más bajas. Moreno, aseguran, cuenta con la ventaja de conocerse al dedillo lo que pulula en la categoría y es de suponer que tendrá buen criterio, mucho mejor que el que han demostrado por Maheta Molango y Javi Recio que se ha saldado con el Mallorca en Segunda B.

Esta división precisa más que de nombres conocidos, de hombres que sepan competir, comprometidos con el proyecto, dispuestos a luchar hasta el minuto 90 y poniendo el beneficio del equipo por encima del lucimiento personal. Esperemos que el nuevo técnico acierte; de ello depende en buena parte el futuro del Mallorca.

Compartir el artículo

stats