Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plantilla

Una planificación errática

El Mallorca tratará de corregir este mercado de invierno parte del trabajo realizado en los meses de verano - La competición ha puesto de manifiesto el éxito de los refuerzos defensivos y el fracaso de los fichajes de ataque, particularmente Bianchi

El Real Mallorca desconecta por Navidades y la dirección deportiva acelera las gestiones para reforzar al equipo en el mercado de invierno. Las primeras dieciocho jornadas de la competición han dejado al conjunto bermellón al borde descenso y en consecuencia han puesto de manifiesto los errores cometidos durante la planificación deportiva que se llevó a cabo los meses de verano.

Llegaron quince refuerzos, pero los hechos han demostrado que se fichó más cantidad que calidad. Toca enmendar buena parte del trabajo realizado en julio y agosto, especialmente en la parcela ofensiva. El Mallorca, un equipo que partía con el objetivo de presentar candidatura al ascenso, ha terminado el curso como el segundo equipo de la categoría que menos goles ha marcado. Solo le supera en esta deprimente clasificación el Bilbao Athletic.

Por trayectoria, Coro, Bianchi y Acuña debían marcar diferencias en Segunda División y encabezar el ránking de goleadores del Mallorca y de la categoría. Pero la competición les ha puesto en su sitio, confirmándose como tres fichajes fallidos.

Coro y Acuña pueden buscar pretextos en las lesiones. Pero lo cierto es que su concurso ha sido casi siempre irrelevante. Coro suma un gol después de jugar casi quinientos minutos. El paraguayo ha tenido menos oportunidades por culpa de una grave lesión, pero cuando se ha vestido de corto ha estado muy lejos del gran nivel que ofreció en el Girona hace tres temporadas.

Mención aparte merece Bianchi. El futbolista que debía abanderar el proyecto del ascenso y del Centenario suma dos goles -uno de penalti- y su rendimiento ha sido siempre discreto pese al compromiso que demuestra.

La dirección deportiva sí acertó con los refuerzos defensivos. Costas y Aveldaño forman la pareja de centrales más fiable de los últimos años en el Mallorca. Y en los flancos Joan Oriol y Campabadal se han confirmado como dos futbolistas imprescindibles. El ex del Córdoba, además, ha subido su propio listón cuando ha tenido que adelantar su posición.

Timon despejó los interrogantes que provocaron su fichaje con unos primeros partidos extraordinarios. Salvó unos cuantos puntos con intervenciones milagrosas. Con el paso de las jornadas aparecieron los errores y últimamente ya no es decisivo.

El centro del campo presenta mejor aspecto que el de temporadas anteriores, pero el club se dejó lo más importante: un pasador. Javi Ros sigue sin cuajar en ese papel y cuando no ha estado Brandon el equipo ha sido absolutamente previsible.

Yuste y Sissoko ponen el músculo en el mediocentro. Siempre cumplen, pero el Mallorca necesita que eleven sus prestaciones en desplazamientos especialmente comprometidos.

Sucede algo parecido con Moutinho, un futbolista de banda con mucho talento pero demasiado inconstante.

Compartir el artículo

stats