El Real Mallorca completará sus dos primeros entrenamientos de la temporada -hoy y mañana- a puerta cerrada por expreso deseo de Albert Ferrer. De este modo, las puertas de Son Bibiloni permanencerán cerradas a aficionados y medios de comunicación. El club las abrirá por primera vez el viernes en una sesión que empezará a las 9:00 horas.