Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El equipo

Un rompecabezas para el nuevo técnico

Más de la mitad de la actual plantilla no seguirá la próxima temporada, lo que obligará al Mallorca a reforzarse con un mínimo de diez futbolistas, a la espera de conocer el futuro de Bigas, Xisco y Yuste

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Cabrero, Cendrós, Company, Truyols, Joao, Javi Ros, Arana, Pereira, Fofo y Joselu. Son 10 jugadores que el club quiere que se queden.

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Cabrero, Cendrós, Company, Truyols, Joao, Javi Ros, Arana, Pereira, Fofo y Joselu. Son 10 jugadores que el club quiere que se queden.

Más de la mitad de la actual plantilla del Mallorca no sirve para el proyecto del Centenario. El director deportivo Miquel Àngel Nadal tiene las tijeras en su mano, aunque debe esperar a conocer el dinero exacto que tienen a su disposición para el diseño del plantel y, sobra decirlo, con el visto bueno del que será el nuevo entrenador para tomar decisiones en los casos dudosos. Lo que es seguro es que va a haber una gran renovación, tal y como dijo la pasada semana. "Tenemos que fichar tres o cuatro defensas, dos centrocampistas, dos arriba, un portero, más o menos nueve o diez fichajes", desveló en declaraciones a la Cadena Ser.

Las incorporaciones deben mejorar sustancialmente un grupo del que solo van a aprovechar la mitad, como mucho. "Quiero tener un equipo competitivo, tenemos que estar arriba tenga el equipo que tenga", reflexionó convencido. El propietario Utz Claassen confía a ciegas en el manacorí, que es consciente de que no se puede dormir a la hora de fichar porque el factor tiempo es importante. Nadal tiene claro los futbolistas que quieren que sigan, una lista no muy elevada, aunque hay que solucionar también el futuro de los jugadores que tienen contrato en vigor y no cuentan. Pero mejor ir por líneas.

El portero Cabrero, uno de los más regulares de la temporada, seguirá, aunque el adiós de Miño, que finaliza su vinculación y que tenía un salario inasumible, obligará a contratar a otro. Los mallorquines Biel Ribas -Numancia- y Juan Carlos -Villarreal- están en la lista.

La defensa es la línea que necesita una mayor remodelación, sobre todo después del bajo nivel mostrado este curso, otra vez. Cendrós, Truyols y Company, al que se le ofrecerá un contrato profesional, seguirán, pero Agus -una de las fichas más altas- y Gulan, ambos con contrato, tienen la puerta de salida de par en par. El club estaría encantado con la continuidad de Pedro Bigas, uno de los líderes del vestuario, pero las propuestas que tiene de equipos de Primera División echan por tierra las esperanzas. Saborit regresará al Athletic de Bilbao después de un pésimo rendimiento.

Organizadores

En el centro del campo quizá se producirán menos salidas. Como pivotes Joao y Javi Ros seguirán y la intención es conseguir quedarse con Yuste. Si el cedido por el Granada pudiera continuar quizá solo habría que contratar a un futbolista más en esa posición, o incluso quedarse con Bustos, que tiene contrato aunque está por ver si permanecerá en Son Moix. La opinión del nuevo técnico será importante para determinarlo. Martí, a sus 40 años, y Vallejo, lesionado de gravedad, no están entre los elegidos. Arana es un fijo en las bandas, al igual que Pereira, con el que el club espera un mayor rendimiento el próximo curso, aunque no es descartable que pueda acabar saliendo -el Maccabi Haifa le pretende, entre otros-. Gai Assulin y Markovic son los primeros que el Mallorca quiere desprenderse, aunque tienen contrato y hay que llegar a un acuerdo. El caso de Riera, vinculado hasta junio de 2016, es diferente porque la entidad quiere rescindirle tras su acto de indisciplina al negarse a entrenar con Miquel Soler.

Fofo, absolutamente oscurecido por Marco y que en toda la temporada apenas ha jugado en la mediapunta -su posición natural-, y Joselu, también tienen hueco en esta plantilla para los puestos de ataque, aunque la intención de Nadal es la de contratar a dos arietes más. Uno de los objetivos es el de quedarse a Xisco Jiménez, que ha ofrecido un sensacional rendimiento en media temporada, anotando nueve goles. Sin embargo, el de Santa Ponça, que debería rebajarse el sueldo, pertenece al Córdoba, con el que hay que llegar a un acuerdo. La ausencia de Marco es un enorme contratiempo al que el Mallorca debe buscar solución.

Más allá de estos futbolistas profesionales, Brandon será uno de ellos la próxima temporada después de finalizar su etapa en el filial. El extremo es uno de los elegidos por Nadal del equipo filial, a pesar del traumático descenso a Tercera División, aunque puede que no sea el único. El delantero Cedric, el centrocampista Damià o los defensas Gabri, Cortés y Cifre realizarán la pretemporada con los mayores antes de decidir su destino final.

Compartir el artículo

stats