Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El equipo

El Mallorca apunta a Biel Ribas y Juan Carlos para su portería

Los dos guardametas tienen experiencia en Segunda y cuentan con el valor añadido de ser mallorquines - El cancerbero del Numancia acaba contrato Hay división en la secretaría técnica

Los guardametas mallorquines Juan Carlos y Biel Ribas están en la lista del Mallorca.

Los guardametas mallorquines Juan Carlos y Biel Ribas están en la lista del Mallorca.

Dos porteros mallorquines figuran en un lugar preeminente en la lista de refuerzos del Mallorca. Juan Carlos Sánchez, actual guardameta del Villarreal, y Biel Ribas, cancerbero del Numancia, son los preferidos por la secretaría técnica del conjunto rojillo que encabeza Miquel Àngel Nadal.

Ambos cumplen con el requisito de su experiencia en la categoría y con el valor añadido de ser mallorquines. Sin embargo, la distinta situación contractual que tienen divide a los componentes del cuadro de técnicos que estudian el mercado de posibles refuerzos de un Mallorca que ya sabe que ahora mismo solamente cuenta con un portero, el veterano Cabrero, ya que el catalán Rubén Miño acaba contrato y no será renovado al tener una ficha elevada.

Biel Ribas es la opción más económica, ya que acaba contrato con el Numancia. Su experiencia en la categoría es incuestionable, destacando especialmente durante sus tres temporadas en el Salamanca. Se formó en la cantera del Espanyol y fue internacional en categorías inferiores -ganó el Europeo sub-19 con jugadores como Víctor Casadesús o Borja Valero- y en la temporada 2011-12 jugó en el Atlético Baleares de Segunda. Sin embargo, sus características dividen a los miembros de la secretaría técnica aunque a sus 30 años ha vivido una de sus mejores campañas (le ha quitado el récord de partidos invicto a Lux) pese a que a mitad de temporada su entrenador, José Antonio Anquela, decidió apostar por Munir.

Con contrato hasta 2017

El problema con Juan Carlos radica en que será difícil que el Villarreal le deje salir tras la grave lesión de Asenjo. Necesitan un guardameta y abrir la puerta al mallorquín -de 27 años y con contrato hasta 2017- supondría tener que fichar a dos. Su poca participación en las dos últimas temporadas (once partidos en total esta campaña, siete en la anterior) puntúan en su contra, aunque en la Liga 12-13 jugó más de 30 partidos en Segunda.

Compartir el artículo

stats