21 de marzo de 2015
21.03.2015
El rival

La Llagostera presume de números de play-off

El trío de técnicos Carrillo-Alsina-Álvarez cierra en el Iberostar Estadio una vuelta entera en el banquillo que ha servido para disparar al equipo azulgrana

21.03.2015 | 02:45
Carrillo y Alsina, en el banquillo de la Llagostera.

El dato

  • Chocolatada y dos ensaimadas gigantes para la afición

    El Mallorca anunció ayer que todos los aficionados que acudan al partido ante la Llagostera están invitados a una chocolatada y a dos ensaimadas gigantes. El presidente Utz Claassen hará el corte simbólico en un acto que se celebrará a las 15:30 horas –30 minutos antes del inicio del encuentro– frente a la entrada principal del estadio –tribuna cubierta–.
Lluís Carrillo, Oriol Alsina y Oscar Álvarez, el trío de técnicos del Llagostera, cumplirá hoy en Son Moix una vuelta entera en el banquillo. Veintidós partidos que han servido para disparar un equipo que, después de las nueve primeras jornadas, desprendía malas sensaciones y había entrado en zona de descenso. El Llagostera-Mallorca (1-4) fue el último partido de Santi Castillejo como entrenador del Llagostera. Carrillo, Alsina y Álvarez debutaron una semana más tarde, el 26 de octubre, en Lugo con un empate (1-1). Aunque los inicios del nuevo cuerpo técnico no fueron nada fáciles –el Llagostera encadenó 12 jornadas en zona de descenso pese al revulsivo en el banquillo e, incluso, llegó a ser colista–, a falta de un partido para completar una vuelta entera del equipo presenta números de claro aspirante a la promoción. En 20 jornadas el trío técnico ha acumulado 29 puntos, que dejarían el equipo en una hipotética séptima posición (la primera que no entraría en la promoción), a dos puntos del sexto, el Numancia.

Después del sufrimiento acumulado en la primera parte del campeonato, con el equipo sumando 14 jornadas en descenso –dos con Castillejo y 12 con los actuales preparadores–, y superado el segundo tercio del campeonato lejos del peligro –8 puntos– ya es un hito para el conjunto azulgrana, que si hubiera ganado el sábado en Sabadell habría escalado hasta el octavo lugar y tendría a sólo 4 puntos las plazas de promoción. Ahora con 37 puntos el Llagostera se marca el reto de llegar lo antes posible a los 50 que suelen garantizar la permanencia.

Esta reacción que ha experimentado el equipo se explica por varias razones, una de las cuales, la clara mejoría ofensiva. El Llagostera del inicio del campeonato no veía puerta. Ahora el equipo lleva 26 dianas, una más que el Tenerife, y ha dejado de ser el equipo menos realizador. Con Castillejo, en nueve partidos, sólo llegaron 4 goles. Con los nuevos entrenadores, en 20, se han marcado 22.

Por otra parte el sacrificio defensivo y las buenas actuaciones de René, que ha robado de nuevo la titularidad al mallorquín Moragón, han terminando dando a los catalanes una solidez que les convierte en un rival muy difícil de batir. Tanto es así que después de 29 jornadas, en 12 el Llagostera ha podido mantener la portería a cero. Todo un síntoma claro de que el Mallorca debe tener mucho respeto a un equipo que está en alza y que promete guerra a partir de las 16 horas en el Iberostar Estadio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!