25 de noviembre de 2014
25.11.2014
Club

Acuerdo Madrid-Marco

El representante de la estrella del Mallorca se compromete con la entidad blanca para las próximas cinco temporadas - Ambos clubes habrían pactado el traspaso por 3,5 millones de euros a cambio de que el jugador siga en la isla hasta junio

25.11.2014 | 09:09
Marco Asensio está en boca de todos.

Marco Asensio Willemsen

  • Palma, 21 de enero de 1996
  • 1,80 metros
  • Delantero
  • Zurdo
     
  • 3,5 millones de euros
    Según el diario Marca, el Real Madrid pagaría 3,5 millones de euros por Marco, un millón menos de lo que estipula la cláusula del jugador. A cambio, Marco permanecería en el Mallorca hasta final de temporada.
Marco Asensio tiene un pie y medio fuera del Real Mallorca. El representante del jugador, Horacio Gagglioli, confirmó ayer a Radio Marca que ha llegado a un acuerdo total con el Real Madrid para que juegue en el club blanco las próximas cinco temporadas. La reunión se produjo ayer por la tarde con representantes de la entidad presidida por Florentino Pérez.

Esta reunión sería la consecuencia de la información que publicó ayer el diario Marca por la que el Mallorca y el Real Madid habrían alcanzado un principio de acuerdo para el traspaso del jugador, que ascendería a 3,5 millones de euros. La cifra es un millón inferior a la cláusula de rescisión del futbolista, el precio que supuestamente deberá pagar el Mallorca para que Marco juegue con la camiseta rojilla hasta final de temporada.

El acuerdo alcanzado ayer en la capital de España entre el Real Madrid y el representante de Marco, confirmado por el propio Gagglioli, establece que el jugador militará en la primera plantilla dirigida por Carlo Ancelotti, o será cedido a un equipo de Primera División. Por lo tanto, está descartado en principio que milite en el filial madridista en el caso de que ascienda a Segunda A. El técnico italiano ha dado el visto bueno a su fichaje y quiere observar el rendimiento del jugador en la máxima categoría, ya sea a sus órdenes o cedido.

En el Mallorca nadie confirmó el traspaso, y eso que ayer desfilaron los máximos dirigentes de la entidad, por la mañana en el juicio por la demanda de acción social de Claassen contra Serra Ferrer y el expresidente Jaume Cladera, y por la tarde por la junta general de accionistas. En cualquier caso, si se confirma que el traspaso , y más por esta cantidad, es un hecho, el que haya dado el visto bueno habrá actuado a espaldas del Consejo de Administración, que es en donde se deben adoptar todas las decisiones.

Uno de los que se pronunció fue el director deportivo Miquel Angel Nadal en Manacor, donde asistió a la colocación de la primera piedra de la futura academia de tenis de su sobrino Rafel. "El club que quiera a Marco tiene que estar de acuerdo con el Mallorca y con el jugador", dijo Nadal, que valoró que el joven futbolista "se pueda quedar hasta final de temporada". No pudo negar el interés del Real Madrid, pero quiso dejar claro que él no ha "entrado en negociaciones ni nada".

Marco, que todavía cobra 16.000 euros al año, intentó ayer escurrir el bulto, pero su rostro era la viva imagen de la felicidad. Sabe que está a un paso de dar un salto cualitativo en su todavía incipiente carrera y ha optado por una de las entidades más grandes y solventes del fútbol mundial.

Marco estuvo ya muy cerca de abandonar la disciplina del Mallorca al final del verano cuando el Barcelona puso 2,5 millones de euros sobre la mesa. Pero el entonces director deportivo Dudú Aouate se negó a traspasarlo y se remitió a su cláusula de 4,5 millones de euros. El jugador quedó tocado anímicamente por dejar escapar "un tren que no sé si volverá a pasar". Tras su traspaso frustrado, el Mallorca dio por hecho que el representante del jugador no entraría en ningún tipo de negociación, confiando en que algún club pagaría el dinero de su cláusula. La llegada de un club, y no uno cualquiera, no se ha hecho esperar, y todo apunta a que se hará con el futbolista por un millón menos de lo que establece su cláusula.

A partir de aquí, y tras un comienzo de temporada mediocre, como el de todo el equipo, sumando cinco derrotas y dos empates en las siete primeras jornadas, Marco no ha parado de crecer, convirtiéndose a sus 18 años en la auténtica figura del Mallorca. Karpin le ubicó de segundo delantero, por delante de los pivotes, con libertad total de movimientos. Y el jugador se lo ha agradecido con un rendimiento espectacular, que ha resultado clave para el relanzamiento del equipo.

La única buena noticia de un adiós anunciado es que Marco vestirá de rojillo hasta final de temporada, sin duda un refuerzo de lujo, pese al excesivio precio que deberá pagar para que así sea. Con su presencia, el Mallorca puede permitirse soñar y aspirar a una de las plazas que dan acceso a la promoción de ascenso. Ahora están a dos puntos. Con Marco todo es posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine