El entrenador del Alcorcón, José Bordalás, pidió ayer a través de una carta "fair play" tras los partidos contra Mallorca y Alavés. El técnico alfarero expresó su deseo de que no se repitan comentarios antideportivos, como a su entender realizó Karpin. "Espero y deseo por el bien del fútbol que no se vuelvan a producir declaraciones antideportivas", declaró. Bordalás insistió en que su equipo juega con "nobleza" y siempre intentado sacar el máximo. "Estoy cansado. Me aburren los que nos tachan de violentos", sentenció. Recalcó que cuando un equipo humilde te pone en aprietos "se apresuran a buscar excusas".