17 de abril de 2019
17.04.2019

Sanidad

Así será la residencia de dependencia de Son Dureta: 120 plazas y conectado con el bosque de Bellver

El nuevo equipamiento tendrá 120 plazas y conectará con el bosque de Bellver

17.04.2019 | 11:48
El usuario podrá adentrarse, desde la plaza central, en el parque del castillo.

El futuro equipamiento, integrado en el bosque de Bellver y de nueva construcción, ofrecerá 120 nuevas plazas residenciales de dependencia. De este proyecto se ha valorado especialmente la correcta distribución de la planta, que permite emplear los seis módulos.

También se ha valorado el espacio central de transición entre la residencia y el bosque de Bellver, que crea una gran plaza central que permite al usuario adentrarse hasta el parque del castillo. El proyecto resuelve la interconexión entre el bosque y el edificio diluyendo la frontera entre la ciudad y el espacio natural. Demuestra un gran cuidado para con los usuarios y los trabajadores tanto desde un punto de vista funcional como de la calidad y las dimensiones de los espacios. El segundo premio ha sido para la propuesta «Mirador», del estudio Pinearq, y el tercer premio para «Mirando al bosque», de Alfonso Romero y Esteve Puigdengolas.

La construcción de este nuevo centro sociosanitario para personas dependientes en los terrenos del complejo de Son Dureta tendrá un coste aproximado de 8,5 millones de euros y será financiada por la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación. Ofrecerá 120 plazas residenciales para personas mayores en situación de dependencia y es uno de los seis equipamientos residenciales impulsados por la Conselleria que, en total, supondrán la creación de 560 nuevas plazas de dependencia.

Estos equipamientos se encuentran en diferentes fases de proyección. Aparte del centro de Son Dureta, ya están en obras la residencia de Marratxí (120 plazas) y la primera residencia en Formentera (18 plazas). El proyecto ejecutivo de la residencia de Son Martorell en Palma (120 plazas) es en exposición pública y listo para iniciar la tramitación de la licitación de obras. Asimismo, ya se ha redactado y entregado al Ayuntamiento de Maó el proyecto básico de la residencia del cuartel de Santiago en Maó (120 plazas) y se tramitan las licencias municipales, y ya se ha firmado el convenio de cesión del solar donde se ha de construir una nueva residencia en Es Castell, en Menorca (60 plazas).

A estas 560 plazas de nueva construcción, hay que añadir la ampliación de 13 plazas más en la residencia de Ferreries y 22 plazas en la residencia de Campos, ambas en obras de ampliación y reconversión.

Además, desde el año 2015, la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación ha incorporado un total de 540 nuevas plazas residenciales a la Red Pública de Atención a la Dependencia, ya sea mediante la concertación de plazas o renovando y ampliando convenios con ayuntamientos y consells insulars.

Por un error de interpretación, en la edición de papel de ayer, 18 de abril, se informó de este proyecto arquitectónico como si se tratara del que se erigirá sobre el antiguo hospital maternoinfantil y el edificio verde de consultas externas del complejo sociosanitario. iniciativa promovida por la conselleria de Salud que aún está pendiente de ser adjudicada al ser impugnado el proyecto inicialmente ganador por otra de las empresas concursantes en la licitación. El proyecto al que hace referencia esta información se trata de la residencia de ancianos de 120 plazas que se construirá sobre el antiguo aparcamiento exterior del recinto de Son Dureta, junto al edificio general semicircular que se mantendrá para nuevos usos sociosanitarios tras una profunda remodelación. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!