17 de julio de 2009
17.07.2009

Literatura

Maria de la Pau Janer rompe su silencio con una novela de intriga

La escritora mallorquina presentará la obra, en catalán y castellano, a principios de 2010, cinco años después de ´Pasiones romanas´

17.07.2009 | 14:26
Maria de la Pau Janer rompe su silencio narrativo de cuatro años a principios de 2010. El ritmo habitual de publicación de la escritora mallorquina era de "dos años" entre novela y novela. Esta tónica se ha cortado desde que en octubre de 2005 ganara el premio Planeta con Pasiones romanas y, sobre todo, desde que en el 2006 fuera madre por primera vez. Un año antes se casó con el psiquiatra Joan Corbella, tras separarse de su primer marido Joan Oliver Araújo.
"Me han pasado muchas cosas y, desde luego, ser madre, cambia todo", reconoce. Pasa de puntillas entre esas ´muchas cosas´ por su irrupción en la política, fichada por Jaume Matas, del Partido Popular, como número ocho en las elecciones autonómicas. Concluido el refrendo, y con el Pacte de PSOE, UM y Bloc per Mallorca en el poder, Maria de la Pau Janer renunció a su escaño parlamentario.
La escritora volverá a su terreno, y en él, a medirse con la crítica y los lectores, a principios de 2010. Con una novela de "intriga", ambientada entre "el casco antiguo de Palma, y el ambiente rural de Llubí".
No quiere adelantar mucho más porque deben transcurrir dos estaciones hasta que se descubra el misterio de "una narración ambiciosa, compleja, con una historia central pero surcada de muchas otras historias", comenta.
"Me he tomado mucho tiempo y me he esforzado mucho. Además ser madre te impone un ritmo de vida diferente y eso sin duda se ha notado en mi manera de narrar. El ritmo, tratándose de una novela de intriga y misterio, es ágil, pero su escritura ha sido muy meditada", explica Maria de la Pau Janer.
La acción no es contemporánea –"ni móviles ni los correos electrónicos existían"–, apunta, sino que se sitúa cincuenta años atrás. Mallorca vuelve a ser el escenario de ficción tras haber alcanzado el Planeta con una novela que transcurre en Roma.
Tampoco parece que el amor centre las peripecias de los protagonistas: "No es una narración intimista, aunque sí surge la complejidad de los sentimientos".
Señala que esta nueva narración la pensó "al acabar la promoción de Pasiones romanas", aunque su redacción quedó postergada ante la avalancha de vivencias trascendentales que se cruzaron en su vida. En el 2010 podrá volver a ser leída en catalán y castellano, traducida por ella misma.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!