20 de mayo de 2009
20.05.2009

part forana/llucmajor

Empieza el ´Plan Ll´

20.05.2009 | 02:13

Arranca la ambiciosa reforma del casco urbano donde se habilitarán dos nuevos aparcamientos con capacidad para 160 vehículos

Llucmajor se halla en proceso de cambios. El nuevo equipo de gobierno PP-UM será ahora el que corone el ambicioso proyecto de remodelación urbanística que arranca esta semana, y que renovará por completo la estética del centro de la vila.
Auspiciada en su mayor parte por el Plan E, la nueva cara de Llucmajor, vislumbra un look más urbanita, donde las angostas calles ganan en amplitud, y que dará prioridad al peatón en todos los ámbitos.
La futura imagen de la vila es la primera obra civil del arquitecto Alberto Borrás en la Part Forana. La plaza Espanya, centro neurálgico del pueblo, gana protagonismo como unificador del espacio, con un adoquinado que se prolongará en las calles adyacentes, donde se han proyectado nuevas zonas de aparcamientos regulados.
Su diseñador desveló a DIARIO de MALLORCA algunos detalles de la nueva plaza en la que, según dijo, se utilizará un pavimento continuo y neutro a fin de "resaltar las bellas fachadas que la rodean". Será además el primer espacio público en incorporar un adoquinado de mayor formato. "Las piezas siguen la proporción áurea. Son más grandes por la vocación peatonal de la plaza pero también porque transitarán coches", comentó. El nuevo diseño respetará, asimismo, la estructuración del mobiliario con el objetivo de que la plaza "no pierda su esencia y su carácter", apostilló.

Modernización de servicios

La reforma, sin embargo, no sólo se traducirá en mejoras estéticas. El Ayuntamiento aprovechará las obras para modernizar la red de pluviales y las conexiones eléctricas, en el marco de la subvención del Plan de Obras y Servicos del Consell de Mallorca, que destinará a ello 1,6 millones de euros.
La reestructuración afectará, igualmente, al tráfico rodado. Las calles Fira y Bisbe Taixaquet cambiarán de sentido, y se restringirá la circulación en la vertiente de la plaza anexa al edificio de la Peixateria, otra de las piezas claves del proyecto. Este vetusto inmueble será objeto de una profunda restauración, al igual que las fachadas de los edificios municipales más emblemáticos que circundan la plaza. Una vez concluyan las obras, este inmueble se convertirá en centro multiusos, indicaron desde el Ayuntamiento.

Soluciones a la falta de estacionamientos

El Consistorio ha resuelto paralelamente uno de los principales problemas derivados del proyecto: la supresión de 150 plazas de aparcamientos. Tras meses de negociaciones, el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con varios propietarios de terrenos e inmuebles del centro para habilitar dos zonas de estacionamiento que darán cabida a un total de 160 vehículos.
El mayor de ellos, con 135 plazas, se habilitará entre la calle Pescadors y Mut, en un enclave conocido popularmente como sa Farinera, mientras que el segundo tendrá unas dimensiones más reducidas. Según explicó la regidora Antonia Sunyer, dará cabida a 25 coches, y se ubicará en la esquina de las calles Constitució y Esplai Vicenç de Paul.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!