Lletra menuda

Un PSOE atrapado en la trampa

Miquel Oliver, alcalde de Manacor

Miquel Oliver, alcalde de Manacor / S.S.

Llorenç Riera

Llorenç Riera

Cabe suponer la inexistencia de tal intención porque el recorrido de Vox en Manacor no autoriza a otorgarle el nivel de estrategia necesaria para ello, pero el voto socialista a favor de una sobredimensionada moción de los atípicos ultraconservadores locales deja al PSOE atrapado en una trampa, tras haber picado en cebo errático.

Así, el alcalde Oliver, objeto inicial del castigo buscado, obtiene una victoria pírrica y puede volver a engreírse y acomodarse sobre su minoría de gobierno. Nuria Hinojosa le expande el campo de reacción política.

La visceralidad de la política municipal en Manacor ha alcanzado unos niveles que se vuelven cegadores. Solo de este modo se explica que el PSOE no haya tenido mejor temple y cintura. Se ha dejado manejar y sale como principal perjudicado de una rocambolesca acción que no iba con ellos.

No es que la etiqueta de «okupas» dada por Oliver a los ediles de Vox en contra de los okupas reales sea defendible. El PSOE no ha sabido dejar al alcalde atado a sus palabras.

Suscríbete para seguir leyendo