Los socorristas de Calvià anuncian una huelga de seis días

Exigen mejoras en las estructuras de las playas para ofrecer un mejor servicio a los bañistas

Los socorristas denuncian la falta de medios para atender a los bañistas en Calvià

Los socorristas denuncian la falta de medios para atender a los bañistas en Calvià / J.F.M.

Los socorristas de Calvià han convocado una huelga de seis días, que se realizará en domingo, para reclamar, sobre todo, una ampliación y una unificación del servicio.

Esta movilización la impulsa la Unión de Socorristas de Calvià, que ha anunciado que esta huelga se desarrollará los dos últimos domingos de este mes de julio y todos los domingos del próximo mes de agosto.

Las reclamaciones se centran en una ampliación del servicio, ya que consideran que no tiene ningún sentido que los trabajadores que se encargan de asistir a las personas con movilidad reducida finalicen su horario una hora y media antes que el resto de socorristas. Esta situación, sobre todo, perjudica a los usuarios de estos servicios que precisan de la ayuda de este personal para poder disfrutar del mar. Lo mismo ocurre, según han señalado fuentes del colectivo, en las embarcaciones de apoyo, que terminan su servicio, en temporada alta, a las seis de la tarde.

Los socorristas señalan que hay otros ayuntamientos, como Palma, Capdepera o Sant Josep de Ibiza que han considerado que es necesario ofrecer un servicio de socorrismo completo, es decir, de toda la jornada. En estos municipios los socorristas empiezan a trabajar a partir de Semana Santa y continúan su labor hasta el 15 de noviembre. Sin embargo, según el colectivo, el Ayuntamiento de Calvià ha rechazado la posibilidad de extender este servicio más tiempo del que estaba previsto.

Este colectivo de Calvià también denuncia otra las condiciones lamentables con las que se ven obligados a trabajar. Citan, sobre todo, el mal estado de las torres de vigilancia, ya que la mayoría de ellas presentan un gran deterioro. Mientras que en otros municipios costeros estas estructuras de vigilancia se han cambiado y se han instalado torres mucho más modernas, en Calvià se ha rechazado la posibilidad de reemplazarlas. El colectivo también denuncia que las torres, no solo son viejas y estan abandonadas, sino que ninguna de ellas cumple los requisitos en cuanto a la prevención de riesgos laborales. En este sentido, los socorristas recuerdan que es desde estas estructuras de altura desde donde se realiza la vigilancia de los bañistas que nadan en el mar.

Otra de las quejas por las que han decidido ir a la huelga es que los puestos de primeros auxilio instalados en las distintas playas de Calvià permanecen desatendidos por los responsables del servicio que se presta en estas zonas de costa. De hecho, asegura que en el balneario de Illetas no cuenta con uno de estos puestos, mientras que el de la playa del Oratorio se encuentra oculto. Además, el calor en el interior de estas instalaciones es tan alto que hace casi imposible poder atender a una persona que ha podido sufrir un percance.

El colectivo de socorristas también denuncia que son muchas las playas de Calvià que no disponen de zonas de accesibilidad para poder asistir a las personas que sufren de movilidad reducida. Además, insisten en que muchas de estas instalaciones públicas carecen de las más mínimas condiciones de higiene. También afirman que los socorristas se ven obligados a comer, hacer sus necesidades y asistir a los bañistas en lugares donde ni siquiera hay la mínima instalaciones para poder lavarse las manos.

Los representantes sindicales de este colectivo acusan al Ayuntamiento de Calvià y a las empresas que ofrecen este servicio público de convertir la actividad de socorrismo en un trabajo muy precario, de allí que hayan decidido iniciar esta huelga para conseguir mejoras, sobre todo por el bien de los usuarios de las playas.