Manacor invierte 700.000 euros en mejorar la vigilancia en sus playas

El nuevo contrato, administrado por la empresa municipal de servicios, aumenta los horarios e incorpora una nueva embarcación de salvamento.

Las autoridades municipales han presentado el nuevo servicio este viernes en Cala Murada.

Las autoridades municipales han presentado el nuevo servicio este viernes en Cala Murada. / S. Sansó

Sebastià Sansó

Sebastià Sansó

La empresa de servicios públicos de Manacor (SAM), que ya se encarga desde hace unos años de la gestión de los servicios de las playas del municipio, también gestionará a partir de esta temporada el salvamento marítimo. El nuevo contrato, en vigor desde el 1 de junio, está dividido en dos lotes. Uno de salvamento y socorrismo, adjudicado por un importe anual de 650.000 euros, y un segundo de servicio de balizamiento, adjudicado por un importe anual de 50.000 euros. El contrato incorpora además mejoras significativas como el aumento del servicio en tres horas diarias los meses de mayo y octubre en las playas de riesgo medio, y de dos horas al día los meses de mayo y octubre en las playas de riesgo bajo.

Lo mismo ocurrirá entre los meses de junio y septiembre en las playas de riesgo medio (dos horas más) y en las de riesgo bajo (una hora y media más al día). Este incremento del servicio durante los meses de mayo y octubre responde al aumento de presencia de personas en las playas, derivado, según explican desde el Ayuntamiento, de los efectos del cambio climático.

En cuanto a los horarios del servicio, las playas consideradas de riesgo medio, es decir: s’Illot, Porto Cristo, Cala Anguila, Cala Mendia, Estany d’en Mas, Cala Domingos Gran y Cala Domingos Petit, el de las embarcaciones de vigilancia dinámica de las playas y el de las calas naturales será de 10 a 17 horas en temporada baja, de 10 a 19 en temporada media y de 10 a 19,30 los meses de julio y agosto. Mientras que las playas de riesgo bajo (Cala Antena y Cala Murada), en temporada baja tendrán servicio de vigilancia de 11 a 17 horas, en temporada media de 10 a 18 y en temporada alta de 10 a 19.30.

«Durante el mes de mayo y gracias a esta ampliación de horario, se han realizado diferentes actuaciones por parte del servicio de salvamento y socorrismo, que han sido clave para salvar vidas», recordó el presidente de la SAM, Sebastià Llodrà, que ha presentado este viernes el nuevo servicio acompañado por la vicepresidenta, Joana Maria Llull; la delegada de Turismo, Júlia Acosta y el técnico de la SAM, Antoni Febrer, en la playa de Cala Murada. Hasta la temporada pasada el servicio era el mismo en todas las playas, con horarios de 12 a 16 horas los meses de mayo y octubre, de 11a 17 horas del 1 al 14 de junio y del 15 al 30 de septiembre, de 11 a 18 horas del 15 al 30 de junio y del 1 al 16 de septiembre, y de 10 a 19.30 horas los meses de julio y agosto.

Vigilancia dinámica

El nuevo servicio de salvamento marítimo ha añadido también una segunda embarcación, con un equipo formado por dos personas. Así se podrán repartir las labores vigilancia dinámica, una en la costa norte de Manacor y la otra en la sur. “Esto permite reducir el tiempo de reacción por vía acuática del servicio de vigilancia en caso de emergencia”.

En cuanto al capital humano, en total hay 23 efectivos activos cada día en las playas del municipio de Manacor. “El nuevo contrato también mejora las condiciones y las herramientas de trabajo del servicio de salvamento, que incluyen nuevo material como pulsómetros, tensiómetros y flotadores compactos inflables en contacto con el agua. Este nuevo contrato ha permitido también la actualización salarial de acuerdo con el nuevo convenio colectivo”, han señalado.

Otras mejoras destacadas del nuevo servicio son una moto de agua como recurso activo y compartido entre las playas para poder actuar con mayor efectividad en las emergencias que lo requieran, jornadas de difusión relacionadas con el servicio de salvamento, socorrismo y primeros auxilios, dotación de folletos informativos de primeros auxilios y autoprotección, y la realización de una jornada de limpieza de fondos marinos cada año de contrato en vigor.