Este es el nombre elegido por los vecinos de Capdepera para bautizar una nueva plaza

Un total de 1.091 personas han participado en el proceso de consulta ciudadana, más de un 10% de los residentes mayores de 12 años

La nueva plaza de Cala Rajada donde antes se ubicaba el hotel Tucán.

La nueva plaza de Cala Rajada donde antes se ubicaba el hotel Tucán. / Ajuntament

Joan Frau

Joan Frau

Un total de 1.091 residentes de Capdepera, más de un 10% de la población mayor de 12 años, ha participado en la consulta ciudadana convocada por el Ayuntamiento para dar nombre al nuevo espacio urbano ubicado en la plaza del antiguo hotel Tucán de Cala Rajada. El sistema de votación mayoritario ha sido a través de la plataforma de votación habilitada por el Consistorio, con un 69% de votos emitidos. El 22% ha participado a través del Centre de Educació Secundària del municipio y un 8,3% a través de los puntos de votación presencial habilitados durante los días de mercado o en las oficinas municipales de Capdepera y Cala Rajada. Las votaciones se han registrado entre los días 10 y 17 de junio.

¿Cuál es el nombre elegido de forma mayoritaria? Un total de 765 vecinos y vecinas, el 70,12% de los votantes, ha optado por la denominación Plaça del Carme. En segundo lugar ha quedado la Plaça Mediterrànea, con 298 apoyos (27,31%), seguido por Plaça dels Estiuejants, con 24 votos (2,20%). Así, la nueva plaza se llamará Plaça del Carme, la opción preferida por los residentes del municipio.

Otra perspectiva del nuevo espacio urbano de Cala Rajada.

Otra perspectiva del nuevo espacio urbano de Cala Rajada. / Ajuntament

El equipo de gobierno de Capdepera, integrado por PP y Més, ha expersado su "satisfacción" por la apertura de la plaza, "un nuevo espacio público accesible a la ciudadanía del municipio". "Después de años con una estructura inacabada en el centro del pueblo, finalmente se ha recuperado un espacio para la gente y se ha conseguido dar un poco de aire al centro de Cala Rajada", señala la institución municipal.

El equipo de gobierno precisa que asumió el proyecto de la nueva plaza al tomar posesión del cargo y que, por ello, no ha podido introducir ninguno de los cambios que "nos hubieran gustado durante su ejecución, pero se consideró, por responsabilidad, que completarlo y aprovechar la subvención del Govern era lo mejor para los intereses municipales y de los ciudadanos". La subvención recibida no solo cubría la construcción de la plaza sino también la demolición del edificio preexistente.

El pacto de gobierno firmado el pasado noviembre "es muy claro en establecer como prioridad la recuperación del arbolado y la vegetación de los núcleos urbanos de nuestro municipio", añade. "Somos conscientes de que el proyecto de la nueva plaza no cumple las expectativas que muchos de nosotros teníamos. Aun así, estamos decididos a trabajar para hacer de este espacio un lugar agradable y funcional para todos", concluye.