Saturación turística

Sóller colapsado | Habla el alcalde Miquel Nadal: «En el futuro solo entrarán en Sóller los coches de residentes»

Miquel Nadal hace balance de su primer año de legislatura marcada por el intento de moción de censura de Seny que este mes ha salido del equipo de Gobierno y la saturación turística que marca el día a día del municipio

Habla el alcalde Miquel Nadal: «En el futuro solo entrarán en Sóller los coches de residentes»

Habla el alcalde Miquel Nadal: «En el futuro solo entrarán en Sóller los coches de residentes» / Joan Mora

Valore sus doce primeros meses de gobierno al frente del Ayuntamiento de Sóller.

Muy bien. Yo los veo muy positivos. Por lo tanto, hago una buena valoración porque creo que hemos hecho muchas cosas y muchas más que tenemos previsto hacer.

¿Qué metas tiene para los próximos tres años?

Más que metas, yo propongo cosas concretas como reconstruir el teatro Defensora, reformar el casal Ses Escolàpies y habilitar una pista de atletismo. También impulsar la creación de aparcamientos disuasorios.

Habla el alcalde Miquel Nadal: «En el futuro solo entrarán en Sóller los coches de residentes»

Habla el alcalde Miquel Nadal: «En el futuro solo entrarán en Sóller los coches de residentes» / Joan Mora

Recientemente se ha creado una plataforma que defiende las calles para la gente de Sóller, reducir el tráfico, etc. ¿Qué medidas aportará el Ayuntamiento a las demandas de esta entidad?

Ya se han tomado soluciones y se seguirán tomando. Hemos creado dos aparcamientos nuevos -el de Can Cera y el del Port- y seguiremos haciendo más gracias a la facilidad que ha venido de la mano del decreto-ley que ha aprobado recientemente el Govern. Después se mejorará la carretera del desvío donde se invertirán cinco millones de euros. Serán unas medidas que servirán para dar fluidez al tráfico de Sóller.

¿Es una quimera pensar que por el interior de Sóller solo circularán los coches de la gente de aquí?

En este equipo de gobierno tenemos al concejal Josep Porcel que trabaja en crear aparcamientos e implantar las Zonas de Bajas Emisiones, de manera que en el futuro solo entrarán en Sóller los coches de los residentes. Con eso queremos que la gente que nos visita pueda aparcar a la entrada del pueblo, pero no podemos obviar que vivimos del turismo. Por eso solo tendrán que caminar unos cinco minutos para poder entrar en Sóller porque no podemos prescindir del turismo.

Desde su punto de vista, ¿está o no saturado Sóller?

Sóller está de moda y la gente viene a visitarlo. El problema no son las personas en sí que vienen, son los coches y la falta de aparcamiento. También tenemos que tener en cuenta una cosa: bares, restaurantes y comercios trabajan con los turistas, que en cierta manera dejan dinero en Sóller y no podemos olvidar que el turismo es el motor de nuestra economía. Por lo tanto también debemos tratarlo bien.

¿Tenéis alguna medida alternativa para calmar a la gente que denuncia la saturación en Sóller?

Nos hemos reunido con la plataforma SOS Sóller y les hemos explicado cuáles son nuestros objetivos, como los lugares que intentamos alquilar o comprar para crear nuevo aparcamiento. Después están todas las medidas que hemos tomado, como limitar el acceso a Biniaraix, que las tarjetas de residente de ORA sean válidas para todo Sóller o la creación de las zonas verdes que pronto serán una realidad. No estamos con los brazos cruzados y estamos trabajando mucho para intentar dar soluciones a todos los problemas.

Durante su primer año de legislatura cayó el Defensora. ¿Será en este mandato cuando se inaugure?

Sí. De hecho, hace poco me reuní con los técnicos para planificar la programación y la verdad es que pronto comenzará a ser una realidad. Ahora, lo primero que tenemos que hacer es quitar los andamios de la fachada para que puedan pasar los coches y crear una franja de seguridad. De cara a septiembre u octubre ya podremos quitarlos.

¿Y qué hay de las Escolàpies?

Precisamente esta semana me he reunido con el conseller de Turismo, Jaume Bauzà, para ver cómo enfocamos la reforma del edificio. Le hemos pedido ayuda para reformar este edificio y le dejamos un borrador de lo que queremos hacer.

¿Se reconstruirá con fondos de la ecotasa?

En principio sería a través del Impuesto de Turismo Sostenible. De todas formas, tendremos que esperar. En definitiva, lo que hicimos fue pedirle ayuda para dejar Ses Escolàpies en condiciones para que la gente que ahora ocupa el Victòria y el Puig puedan regresar lo antes posible

Otro frente, cine Fantasio.

Tanto el Fantasio como el Hospicio son dos espacios municipales que están en malas condiciones. El concejal de Patrimonio está trabajando con un grupo de personas relacionadas con el cine para encontrarle una solución, para ver si a través de ellos podemos reconvertirlo en un espacio cultural. Si no, queda la opción de convertirlo en viviendas. Lo que sí tenemos claro es que no puede estar así como está. En cuanto al Hospicio, es cierto que la parte alta está en malas condiciones y una de las opciones que tenemos es convertir parte de este espacio en viviendas sociales.

¿Y el centro de día?

Estos días hemos tenido buenas noticias porque hemos aprobado la licencia de obras. Ciertamente yo hubiera creído que todo este proceso administrativo hubiera sido más rápido, pero cuanto antes empiecen, mejor. Lo que está claro es que se hará.

En estos doce meses también ha habido tiempo para una crisis de gobierno que ha terminado con la caída de Seny. ¿Era lo que tenía que pasar?

Mi deseo y el de mi equipo era continuar los once concejales que formábamos el equipo de gobierno al principio de esta legislatura. Después del intento de moción de censura, Seny ha decidido no continuar y lo tenemos que aceptar. Seguiremos adelante los nueve concejales que somos ahora porque tenemos el apoyo de Josep Porcel. Seny ha querido pasar a la oposición, me sabe mal, pero es lo que hay.

Los de Seny dicen que Porcel es un tránsfuga.

No, Josep Porcel no es un tránsfuga, es un concejal no adscrito. Él se ha quedado con el acta de concejal porque es suya y ha decidido mantenerse dentro del equipo de gobierno con las mismas atribuciones que tenía antes de la crisis con Seny. A partir de aquí no consideramos que sea un tránsfuga sino un concejal no adscrito. El PSOE nos ha dado caña con este tema y diciendo que va en contra del pacto antitransfuguismo. Pero también hay que recordar que el PP abandonó este pacto en 2021 por el uso partidista que el PSOE hizo de este acuerdo.

¿Será esta la última crisis de gobierno que tendrá?

Estoy convencido de que sí. Hay muy buena sintonía entre los nueve concejales que formamos el equipo de gobierno y terminaremos esta legislatura con tranquilidad. Y sobre todo, estoy convencido de que dentro de tres años obtendremos muy buenos resultados.

Suscríbete para seguir leyendo