Arte

Manacor regala una experiencia inmersiva con la ‘Nit de l’Art km0’

Con más de 40 propuestas pone el foco en la mezcla de lugares comerciales e históricos de la ciudad y vivencias artísticas

Una de las instantáneas que ha dejado la ‘Nit de l’Art Km0’ de Manacor.

Una de las instantáneas que ha dejado la ‘Nit de l’Art Km0’ de Manacor. / Sebastià Sansó

Sebastià Sansó

Sebastià Sansó

La 'Nit de l’Art km0', la nueva propuesta cultural del Ayuntamiento de Manacor, reunió este sábado a miles de personas en el centro de la ciudad, disfrutando y aprendiendo de las diferentes propuestas que se pusieron a disposición de las inquietudes de los paseantes. El arte como forma de unir un discurso local, de kilómetro cero, pero abierto a matices heterogéneos. Con la promesa de una experiencia cultural inmersiva, galerías, tiendas, espacios públicos y edificios históricos se convirtieron en escenarios para disfrutar del arte en sus diversas formas.

Con 40 puntos expositivos para más de 40 artistas locales de diferentes estilos y disciplinas, el evento contó también con una programación completa de actividades complementarias. La jornada comenzó con un taller de grafiti para jóvenes a cargo de Sath y titulado ‘¡Pintemos héroes de Rondalla!’ en la plaza de Sant Jaume. A continuación, a las 18 horas, la planta baja del edificio municipal de la calle Mayor acogió la inauguración de la exposición homenaje a Llorenç Ginard, con obras de la colección familiar.

Otra propuesta artística que ha regalado la velada dedicada al arte.

Otra propuesta artística que ha regalado la velada dedicada al arte. / Sebastià Sansó

Espectáculo itinerante

Una hora más tarde y hasta las 20.30 horas, la plaza de ses Verdures fue el escenario de ‘Una casa de La Tagenta’, un espectáculo itinerante que reflexiona sobre el espacio público y su ocupación. A la misma hora, pero en Sa Bassa, el artista Biel Parreta recreó un taller de costura en el espacio público, con la participación de costureras y la creación de un bordado colectivo. Una de las novedades destacadas de esta Nit de l’Art fue el denominado Micro Obert, un espacio libre para todos aquellos que han querido presentar sus proyectos no profesionales de danza, literatura, música, teatro, artes visuales, etc., en la esquina de la calle d’en Bosch con la calle del Mercadal. El mismo lugar donde de 21 a 22 horas se llevó a cabo una conversación radiofónica, conducida por Anna de la Salud, sobre el mundo del arte y temas culturales.

Las familias y los más pequeños pudieron disfrutar del concierto '¡ara la fada canta Grunge!' a cargo de La Fada Despistada. La plaza Weyler fue punto de encuentro para los amantes del jazz, en un concierto organizado por s'Escat. Estas propuestas musicales se complementaro con un recital operístico en el patio de Can Frau o con la propuesta de Joana Gomila y Laia Vallès, en la plaza de Sant Jaume, combinando música tradicional con experimentación sonora. n