El GOB denunció el aparcamiento ilegal de Cala sa Nau que ofreció como mejora el ganador del concurso de Felanitx

“Denunciamos muchos casos de aparcamientos ilegales en suelo rústico protegido”, ha manifestado Margalida Ramis en la sexta sesión del juicio por presunta corrupción en la Audiencia de Palma

Varios de los acusados, durante el primer día del juicio en la Audiencia de Palma.

Varios de los acusados, durante el primer día del juicio en la Audiencia de Palma. / Guillem Bosch

B. Palau

B. Palau

El GOB denunció el aparcamiento ilegal de Cala sa Nau que ofreció como mejora el empresario que finalmente ganó el concurso para la concesión de las playas de Felanitx en 2014. Margalida Ramis, presidenta del grupo ecologista, declaró ayer como testigo en la sexta sesión del juicio del Caso Playas por presunta corrupción que se celebra en la Audiencia de Palma. “No recuerdo el contenido de esa denuncia, pero es posible que se hiciera una denuncia por el parking de Cala sa Nau”, indicó ante el tribunal.

Tuve que declarar en la Guardia Civil y también en el juzgado de Manacor”, reconoció al ser preguntada por el fiscal anticorrupción Juan Carrau. “Creo que no había pasado mucho tiempo”, desde la interposición de la denuncia. La testigo manifestó que no recordaba si se tenía que pagar para poder estacionar en el terreno, que está considerado como protegido. “Denunciamos muchos casos de aparcamientos ilegales en suelo rústico protegido”, aseguró ante la sala. “No recuerdo si en este caso estaba en suelo rústico protegido”, añadió.

Según su versión, desde el GOB interponen denuncias ante la Demarcación de Costas y también ante el Consell de Mallorca, “que tiene competencias”. Ramis aclaró que, antes de denunciar, desde la entidad ecologista se comprueba que “esa actividad no estaba legalizada”.

Precisamente, la Fiscalía Anticorrupción de Baleares en su escrito de acusación destaca que en el informe de valoración realizado por un técnico externo y que luego firmó el ingeniero municipal del ayuntamiento de Felanitx se valoró como mejora a la empresa que resultó ganadora del concurso en 2014 el aparcamiento situado en la parcela 300 del Polígono 31 de Cala sa Nau, sin haber obtenido previamente la declaración de interés general exigida tanto por el Plan General de Felanitx como por el Plan Territorial de Mallorca. Esta situación, según el ministerio público, se ha prolongado en el tiempo, ya que no se pudo obtener años después la autorización para utilizar ese terreno como aparcamiento.

Repetidas denuncias

De hecho, hace dos años, el GOB volvió a denunciar la explotación ilegal del aparcamiento de Cala sa Nau y solicitó su paralización y clausura. El grupo ecologista ha denunciado de forma reiterada por incumplimientos a la empresa Marportsunbeach Mallorca SL, que explota esa playa y otras de Felanitx y que ahora está bajo la lupa de la Justicia. Esta sociedad y su administrador figuran encausados en el denominado Caso Playas por el presunto amaño en la concesión para gestionar y explotar los arenales de Felanitx en el año 2014 que ahora juzga el tribunal de la sección segunda de la Audiencia de Palma.

En este procedimiento también están acusados por fraude y prevaricación el exalcalde del municipio, Biel Tauler (PP), el entonces concejal de playas, Juan Ramón Vidal, el secretario municipal, el ingeniero del ayuntamiento y otras dos personas.

Planes de salvamento y emergencias

En la sesión de ayer también declaró como testigo un funcionario del Ayuntamiento de Felanitx, que se encargaba de redactar los planes de salvamento y emergencias. “Durante cuatro o cinco años lo hice. Después de 2014 ya no lo hice. Ese año se contrató a un técnico para hacer este trabajo. Yo le pasaba la información. Me lo solicitó el que era alcalde en ese momento”, explicó el técnico municipal.

“Con posterioridad, ya no me encargué de los planes de salvamento”, añadió el testigo. Según apuntó, no hubo ninguna queja con el trabajo que desempeñó en esta materia. El juicio continúa el próximo martes en la Audiencia Provincial con nuevos testimonios.

Suscríbete para seguir leyendo