Los buceadores lamentan la paralización del arrecife artificial de Porto Cristo

Advierten que el ayuntamiento de Manacor podría tener que devolver el importe de la subvención europea

Una imagen del Club Náutico y, al fondo, la playa de Porto Cristo, en el municipio de Manacor.

Una imagen del Club Náutico y, al fondo, la playa de Porto Cristo, en el municipio de Manacor. / D. M.

La Asociación de Centros de Buceo de Illes Balears (ACBIB), que pertenece a la patronal CAEB, ha lamentado este viernes la "paralización" del proyecto de arrecife artificial y de arqueología submarina de Porto Cristo previsto gracias a la subvención de 2 millones de Fondos Next Generation aprobada por la Unión Europea a finales de 2022. Desde entonces, aseguran, "las continuas trabas técnico-burocráticas han ido retrasando la puesta en marcha de este ambicioso proyecto". "Los sucesivos responsables políticos nos aseguran que están atados de manos por la falta de personal o la lentitud de los procesos técnicos", es la respuesta que reciben los responsables de ACBIB.

 Este proyecto es una de las actuaciones recogidas en el Plan de Destino Turístico Sostenible de Manacor-Porto Cristo. Estos planes tienen un periodo máximo de ejecución de tres años desde su aprobación sin prórroga posible por su vinculación al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) de la Unión Europea. Las actuaciones que no se hayan ejecutado y justificado en plazo supondrán para el ayuntamiento beneficiario la devolución del importe presupuestado para dichas actuaciones.

La ACBIB lamenta que se pueda acabar perdiendo este proyecto que sería pionero y replicable en otros puntos del Mediterráneo de regeneración de vida marina en un mar tan necesitado de protección y de iniciativas como el arrecife artificial de Porto Cristo.

El proyecto de creación y gestión sostenible de un arrecife artificial y arqueología submarina en Porto Cristo fue tramitado por la Delegació de Turisme del Ajuntament de Manacor y fue aprobado y concedido públicamente en diciembre de 2022. El arrecife submarino estaría formado por la reproducción y réplica de 4 barcos históricos de la época romana y otros módulos diversos de regeneración de vida marina a una milla de distancia de la costa manacorina con material 100% sostenible, al tiempo que recuperaría la biodiversidad y la fauna marina en un área del fondo del mar devastada y empobrecida como consecuencia del exceso de extracciones de recursos marinos. Constaría de un área destinada a la restauración ecológica, un vivero para cría y reproducción de especies marinas de Balears casi extinguidas como el caballito de mar y pretendería ser un reclamo excepcional para el buceo recreativo, actividades científicas, formación en arqueología submarina, monitorización ambiental y fomento del I+D+i en economía azul, a la vez que explicando y valorizando la cultura y el patrimonio de Porto Cristo.

La asociación recuerda que, además, también se preveía la construcción en el litoral de Manacor de un centro de interpretación interactivo y tecnológico que ampliaría la oferta museística y aumentaría el grado de conocimiento, la sensibilización, la accesibilidad y la interpretación de los restos romanos, además del conocimiento de la historia marítima de Porto Cristo y las Illes Balears.