Medidas. Cortes de suministro

Estos son los municipios de Mallorca que aplican restricciones en el consumo de agua

La preocupación por la sequía incrementa el uso responsable del agua

La preocupación por la sequía incrementa el uso responsable del agua / Aqualia

Iñaki Moure

Iñaki Moure

A falta de concretarse el impacto de las últimas lluvias en el nivel de reservas hídricas de Mallorca, lo cierto es que, durante las últimas semanas, ha habido varios municipios que han aplicado restricciones ante la situación de sequía.

Ése fue el caso del Ayuntamiento de Banyalbufar, que se vio obligado a finales del pasado mes de mayo a adoptar medidas contundentes, restringiendo el consumo de agua de 16 a 23 horas en el casco urbano (lo que, posteriormente, se levantó estableciendo una limitación de 75 litros por habitante y día), y prohibiéndolo directamente en la zona rústica.

Además, mantuvo la prohibición de llenar piscinas y regar huertos o jardines con agua de la red municipal, así como limpiar terrazas, coches o fachadas. Igualmente, esta semana, el Ayuntamiento de Bunyola emitió un bando municipal para aplicar restricciones para regar jardines, llenar piscinas o limpiar terrazas y vehículos, ya que «el agua que distribuye el Consistorio a través de su red es para el consumo humano, no para otros usos».

Consumo de agua

También se limitó el consumo a 200 litros de agua potable por día y habitante. A través de sus redes sociales, el Ayuntamiento avisó este domingo de que, como consecuencia de un exceso de consumo de agua, se vio obligado a interrumpir temporalmente el suministro en zonas rurales.

El Consistorio solicitó la máxima colaboración ciudadana para hacer un consumo responsable del agua, ya que, argumentó, «si se dan circunstancias sobrevenidas de falta de agua que provoquen cortes de suministro, se deberán adoptar medidas restrictivas para garantizar el servicio».