Recursos hídricos

La desaladora de Sagunto se prepara para traer agua en barco a Mallorca

Se trata de una solución ideada por el Ministerio para la Transición Energética, a fin de garantizar las necesidades de abastecimiento de la isla y de otros puntos del Mediterráneo si llega a ser necesario

Finca en Porreres

Finca en Porreres / Rosa Ferriol

Iñaki Moure

Iñaki Moure

El Gobierno central ha diseñado soluciones ante la escasez de agua en diversos puntos del Mediterráneo, entre ellos, Mallorca. Con este objetivo, adecuará la planta desalinizadora ubicada en la localidad valenciana de Sagunto para garantizar el suministro en caso de que sea necesario. El transporte del agua se haría en barcos. Diversos municipios mallorquines sufren ya restricciones, por las bajas reservas hídricas.

El último Consejo de Ministros, a petición del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), aprobó unas obras de emergencia para la «adecuación de las instalaciones y conducciones de transporte de agua de la planta de Sagunto hasta el puerto de este municipio», según informó el Ejecutivo central.

Esta actuación de mejora, que se cifra en 3,5 millones de euros, responde a la «situación de sequía» que sufre el «arco mediterráneo español», pese a las lluvias puntuales que se han registrado en los últimos días. Esa sequía, apuntó el Gobierno, puede derivar en una «situación de emergencia a lo largo del periodo estival».

«Por ello, son necesarias actuaciones urgentes que contribuyan a paliar la escasez y a robustecer, transitoriamente, la garantía de suministro», informó el organismo ministerial.

Suministro en barco

Es en este contexto de un preocupante nivel de reservas hídricas en que el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha planteado este proyecto de optimizar la capacidad de producción de la planta para abastecer a distintos puntos del eje mediterráneo.

La idea es que el transporte se haga en barco desde el puerto de esta localidad costera, que está cerca de la desaladora. Desde allí, se conectaría con diferentes puertos del arco mediterráneo, como Barcelona, Mallorca, Málaga o Cartagena, en la medida en que tengan dificultades con sus necesidades de abastecimiento durante el verano.

Nueva tubería

Las obras de adecuación de la desalinizadora de Sagunto para desarrollar su potencial consistirán en «complementar las conducciones de distribución con una nueva tubería que permita transportar un mayor caudal», según comunicó el Ejecutivo central, que apuntó que la longitud de esta canalización será de 3,2 kilómetros. El presupuesto que se ha estimado para la obra asciende a unos 3,5 millones de euros.

Según los últimos datos oficiales aportados por la conselleria del Mar y del Ciclo del Agua del Govern, las reservas hídricas de Balears se situaban el pasado mes de abril en torno al 53%.

Esta cifra supuso una bajada del 2% respecto al mes anterior. En comparación con el año pasado, las reservas se sitúan nueve puntos porcentuales por debajo; una realidad que requiere de una «vigilancia continua» , según comunicó el mes pasado este departamento autonómico. Estos datos no tienen en cuenta las lluvias de los últimos días.

Suscríbete para seguir leyendo