Las nuevas unidades de tren siguen sus pruebas en la estación intermodal antes de entrar en servicio

SFM asegura que entrarán en funcionamiento este mismo verano

Una de las nuevas unidades de tren, este miércoles en la estación intermodal de Palma.

Una de las nuevas unidades de tren, este miércoles en la estación intermodal de Palma. / SFM

La empresa pública Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) ha informado este miércoles que las nuevas unidades de tren «progresan en su periodo de pruebas» y que por primera vez han accedido a la estación intermodal de Palma «en pleno horario de servicio». La empresa ferroviaria añade que este próximo verano, los nuevos convoyes «empezarán ya a circular» junto al resto de unidades. 

Cabe recordar que el Govern ha adquirido cinco nuevas unidades por 55 millones de euros. El primero de los cinco trenes eléctricos encargados por el Govern en 2023 desembarcó el pasado mes de febrero en el puerto de Palma una vez terminada su fabricación en la empresa Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) en Irún.

Las estructuras de aluminio que vertebran los 20 coches que reforzarán la flota del Servei Ferroviari de Mallorca (SFM) fueron montadas en Zaragoza, donde se inició el proceso para posteriormente trasladar las estructuras a Irún, donde se llevó a cabo el ensamblaje, la instalación del cableado, el interiorismo, la instalación de equipamientos y el acople de los coches. El día 22 de febrero, el nuevo tren puso rumbo a la isla.

Las unidades, más modernas que las actuales -y eléctricas-, cuentan con los colores rojo y amarillo ya tradicionales en el transporte del SFM y con un interior renovado. Así, pese a contar con la misma paleta de colores, el diseño exterior se verá alterado. En total, la suma de los cuatro coches que componen el tren le otorga una longitud de 69,45 metros y únicamente cuenta con inscripciones laterales de las siglas del TIB y SFM.