Una veintena de empresas presenta ofertas para hacerse con los servicios de playas de Calvià

Las cinco sociedades que en estos momentos explotan las playas de Calvià se han unido para impugnar la nueva licitación que ha sacado el Ayuntamiento para los próximos ocho años

thumbnail Platges de Calvià

thumbnail Platges de Calvià

Iñaki Moure

Iñaki Moure

Una veintena de empresas ha presentado ofertas para hacerse con los servicios de playas y calas de Calvià. El pasado lunes, finalizó el plazo para presentar propuestas, según informó el Ayuntamiento, que, a través de la teniente de alcalde de Turismo, Eli Monserrat (PP), calificó de “éxito” la convocatoria.

El Consistorio ha difundido esta información días después de que este diario publicase que las cinco empresas que en estos momentos explotan las playas de Calvià se han unido para impugnar la nueva licitación que ha sacado el Ayuntamiento para los próximos ocho años. Estas sociedades han presentado una demanda judicial, para anular la licitación, por entender que las condiciones que impone el concurso no responden a la realidad y están repletas de graves fallos de cálculo. Las concesionarias reclaman al juzgado la suspensión cautelar de dicha licitación.

El gobierno municipal, sin embargo, destacó este martes la “extraordinaria respuesta del sector de servicios playeros, llamando la atención incluso de empresas procedentes de más allá de Mallorca, como es el caso de Barcelona o de Ibiza”. “La mayor parte de los 14 lotes en los que se han dividido las playas y calas del municipio tienen ofertas de entre tres y cuatro licitantes, lo cual permitirá dar el salto de calidad que pretendía dar el consistorio con esta convocatoria pública”, señaló el Ayuntamiento.

Medio ambiente

El gobierno municipal subrayó que ha diseñado unos pliegos que respeten el medio ambiente y el entorno, “de modo que la ocupación máxima por instalaciones autorizadas de cualquier tipo no excederá el 45% de la superficie de la playa”.

Se introducen, además, en algunos casos, camas balinesas, instaladas en la parte trasera de los arenales para fomentar el uso de una zona habitualmente infrautilizada. "Eso sí, ninguna instalación temporal impide o dificulta el paso al público y el uso de la playa. Por su parte, instalaciones náuticas como paddle surf, paddle surf eléctrico, piraguas y velomares no podrán ocupar más del 10% de la longitud total del arenal”, señaló el Consistorio, que subrayó asimismo que las bases de la licitación “eliminan todos los elementos a motor”.

Los horarios de servicios durante la temporada alta (julio y agosto) abarcará de 10.00 a 19.30 horas, mientras que en temporada media (mayo, junio, septiembre y octubre) comprenderá de 10.00 a 18.00 horas, y en temporada baja de 11 a 16 horas. Será este último el horario que existirá del 15 de marzo hasta finales de abril y durante el mes de noviembre. Son, en todo caso, servicios mínimos obligatorios, con horario máximo de cierre a las 22.00 horas. Los bares y quioscos, por su parte, cerrarán a medianoche.