Sóller rescinde el contrato de restauración del teatro Defensora “por imposibilidad” de acabar la obra

La caída del teatro ocurrida el pasado 5 de septiembre ha truncado el proyecto que se estaba ejecutando

Joan Mora

La junta local de gobierno del ayuntamiento de Sóller acordó ayer rescindir el contrato a la empresa a la que se le encargó la reforma del teatro Defensora Sollerense, un edificio que colapsó el pasado septiembre por lo que es “imposible” acabar el proyecto.

En septiembre de 2021, el consistorio adjudicó la segunda fase de reforma del teatro a la firma Full Facility Services 2011, con un presupuesto de 600.000 euros. El 80% de la inversión iba a cargo del Consorci Borsa d’Allotjaments Turístics.

Tragedia para la cultura y el patrimonio de Sóller: se derrumba el teatro Defensora

Joan Mora

Pero la caída del teatro ocurrida el pasado 5 de septiembre ha truncado el proyecto que se estaba ejecutando y que, en el momento del colapso del edificio, se encontraba en un 93% ejecutado. El estado en el que quedó el edificio hace imposible continuar los trabajos de reforma, en tanto que carece de techo y de una de las paredes perimetrales que se desplomaron como consecuencia de su colapso. Dada la imposibilidad de continuar, el ayuntamiento acordó ayer dar por finalizado el contrato de restauración del edificio. Se da la circunstancia que los trabajos realizados tanto en la primera como en la segunda fase han desaparecido con el derrumbe del edificio, de acuerdo con lo que señalan los informes técnicos que ha elaborado el ayuntamiento.

En el momento del derrumbe del edificio las obras estaban paralizadas por unas discrepancias económicas entre el Ayuntamiento y el contratista, que pedía el incremento de algunas partidas como consecuencia del encarecimiento de los materiales de construcción que se registró en el último año.

Primer informe

Por otro lado, el equipo técnico que supervisaba la reforma presentó la semana pasada su informe en relación a las causas que propiciaron el derrumbe del edificio. Sus técnicos apuntaron a la fatiga de los materiales. El ayuntamiento está a la espera de tener otro informe encargado a un perito independiente.