Inca cede un solar al Patronat Joan XXIII para construir un centro de día

La entidad ‘inquera’ también habilitará viviendas tuteladas para personas con discapacidad intelectual

Las autoridades municipales han visitado este lunes el solar cedido a Joan XXIII.

Las autoridades municipales han visitado este lunes el solar cedido a Joan XXIII. / Ajuntament

El ayuntamiento de Inca aprobó en el pleno del jueves la cesión gratuita de un solar municipal situado en la calle de Benahabet al Patronat Joan XXIII, dedicado a la atención a las personas con discapacidad intelectual. La entidad inquera tiene el objetivo de construir un centro de día y «tres o cuatro» viviendas tuteladas con dos o tres habitaciones dobles y «de dos a cuatro» habitaciones individuales con el fin de que cada inmueble tenga cabida para «entre 6 y 9 personas».

El alcalde de Inca, Virgilio Moreno, explica que «desde el Ayuntamiento siempre hemos estado junto al Patronat Joan XXIII, una de las entidades más emblemáticas de la ciudad. Por este motivo, estamos muy contentos de poder dar un paso más en nuestra colaboración y ceder este espacio que permitirá a la asociación aumentar su número de usuarios».

El centro de día que se construirá en este solar tendrá capacidad para 47 personas y recibirá el nombre del reconocido empresario ‘inquer’ Pedro Pasqual.

 «Nuestro objetivo es poder dar respuesta a la lista de espera que tenemos, derivada del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales; las familias de nuestros usuarios se vuelven mayores y, de cada vez más, se sienten imposibilitados para hacerse cargo de sus familiares, este hecho hace que la demanda de este tipo de servicio esté en constante aumento», explica el presidente del Patronat Joan XXIII, el exalcalde de Inca Pere Rotger.