Calvià

Unos jóvenes de Calvià se quejan de la “desmesurada” actuación policial en la Nit del Foc

El Ayuntamiento informa de que no ha recibido por canales oficiales ninguna denuncia por esos hechos / Los jóvenes han iniciado una campaña de recogida de firmas en ‘Change.org’

Un momento de la Nit del Foc celebrada el pasado sábado en Calvià vila

Un momento de la Nit del Foc celebrada el pasado sábado en Calvià vila

Un grupo de jóvenes de Calvià ha iniciado una recogida de firmas en la plataforma Change.org, para reclamar que no se vuelva a repetir en futuras ediciones de la Nit del Foc de Calvià vila lo sucedido el pasado fin de semana, en que, de acuerdo a su versión, se encontraron con una “desmesurada” actuación policial, que incluyó “empujones”, “malas palabras” y utilización de porras para presionar contra participantes en la fiesta. El Ayuntamiento informa de que no ha recibido por canales oficiales ninguna denuncia por esos hechos.

La Nit de Foc de Calvià se celebró el pasado sábado por la noche, un acto que, como es habitual, fue organizado por el Ayuntamiento, en el contexto de las fiestas de Sant Jaume. La colla de dimonis de Calvià Comte Mal fue la protagonista por primera vez del correfoc.

Los incidentes, de acuerdo al relato que hace este grupo de jóvenes en Change.org, se produjo durante el último tramo del recorrido, a la altura de la curva del aljibe. En este punto, es tradición que los participantes en el correfoc simulen durante un par de minutos una barricada entre risas y gritos de ‘no pasarán’. El objetivo, explican, es interactuar con los dimonis, dándole un toque característico a la Nit del Foc calvianera.

"Con la porra en la mano"

Su sorpresa, continúan relatando, fue que allí les esperaba un cordón policial, que, “con la porra en la mano, les fue recibiendo a base de empujones con esta arma llegando a hacer daño a algunas costillas de algunos compañeros y compañeras. “Nadie de allí entendía lo que pasaba mientras los policías nos iban dirigiendo con empujones, cogiéndonos del brazo o llegando a coger la cara de un vecino y empujándolo contra el suelo. Siempre acompañado de malas palabras y gritos como ‘¡Que te pires ya de aquí!”, explican en el escrito publicado en Change.org.

En ese momento, algunos asistentes del correfoc empezaron a cantar el estribillo ‘Mucha policía, poca diversión’. Los agentes solicitaron la identificación de algunos de ellos. En esos momentos, indican los jóvenes denunciantes algún policía les avisó: “Yo de vosotros no cantaría tanto”. 

Futuras fiestas

 “Días después, reflexionamos sobre lo ocurrido y ninguno de nosotros es capaz de explicar cómo puede funcionar una mente capaz de esperar a los participantes de un acto de un programa de fiestas de pueblo con la porra en la mano, sin ningún enfrentamiento previo que lo pudiese justificar. Nos cuesta entender todavía más cómo puede haber una persona que ha jurado servir y proteger al pueblo aconsejando a un grupo de jóvenes que no canten una canción”, sostienen en su escrito.

“Nos tomamos estas molestias para que las futuras fiestas de Calvià puedan volver a ser lo que solían ser y, sobre todo, que los calvianers y calvianeres pensamos que nos merecemos. Una Nit de Foc de la cual poder presumir todo el año y una policía que nos hacía sentir seguros y seguras. Donde prácticamente todas las interacciones que tenían con el pueblo se gestionaban con buenas palabras, comprensión y casi siempre haciendo referencia a nuestros nombres de pila”, agregan.