Una piedra de molino y piezas cerámicas salen a la luz en sa Bastida de Alaró

Este sábado concluye la primera campaña de excavaciones en este desconocido yacimiento

Excavaciones en sa Bastida de Alaró.

Excavaciones en sa Bastida de Alaró. / Ajuntament

La primera campaña arqueológica en el yacimiento de sa Bastida, en Alaró, arrancó el pasado 10 de junio y finaliza este sábado 1 de julio con una jornada especial de conclusión y de homenaje a los voluntarios. A lo largo de estos 18 días, los arqueólogos Biel Llodrà y Jaume Servera han dirigido a 41 voluntarios de entre 15 y 78 años que «han dedicado sus esfuerzos a investigar los niveles interiores de una de las cisternas o depósitos rectangulares de agua del denominado primer sector», según explica este viernes el Ayuntamiento.

Hasta el momento, se han localizado piezas cerámicas, una piedra de molino, restos de animales y otros objetos. Asimismo, se ha podido documentar la historia de esta construcción y diferenciar, al menos, una reforma posterior de esta.

«La datación relativa de los niveles interiores de la estructura tendrá que esperar a las tareas de laboratorio y de análisis posteriores, que se desarrollarán en los próximos meses. El origen se tendrá que investigar en campañas posteriores en el exterior de sus muros», añade la institución municipal.

El proyecto ha sido posible gracias a la financiación del ayuntamiento de Alaró, que «ha apostado para impulsar el patrimonio histórico y su investigación científica». También se ha contado con la colaboración de la asociación cultural Al Rum, especializada en la conservación del patrimonio y la cultura locales. 

El yacimiento de sa Bastida es un conjunto de fortificación y viviendas tardorromanas que se encuentran ubicadas en la peña del mismo nombre, muy cerca del antiguo casco urbano de Los Damunts. Las primeras dataciones permiten establecer que estuvo activo entre los siglos IV y VIII, un periodo bastante desconocido de la historia mallorquina sobre el que esta campaña podrá arrojar algo de luz.

Desde hace cinco años, gracias a un convenio con la propiedad, se han desarrollado tareas previas de limpieza y planimetría de la zona. Estos días se ha desarrollado la primera etapa de excavación y se espera que tenga continuidad en los años próximos.

En este sentido, el alcalde de Alaró, Llorenç Perelló, explica que «estamos contentos que se hayan podido realizar por primera vez excavaciones después de cuatro años de recuperación y limpieza de la zona. Esperamos que estas campañas puedan seguir llevándose a cabo en los próximos años puesto que son importantes para descubrir partes desconocidas de nuestra historia».