Manacor Encantat: Así son las ocho figuras de las ‘Rondalles mallorquines’ que se convierten en el foco de atracción de la campaña comercial

Este viernes arranca la iniciativa comercial que con estas majestuosas creaciones, obra de Sebatià Riera Pocoví y Toni Galmés, permiten a la capital del Llevant crear una ruta comercial

VÍDEO| Manacor Encantat: Así son las ocho figuras de las ‘Rondalles mallorquines’

Biel Capó

Rosa Ferriol / Biel Capó. Manacor

La campaña de dinamización comercial Manacor Encantat amb les Rondalles mallorquines da el pistoletazo de salida este viernes con la Xaranga Octava alta a partir de las 19 horas en la plaza de sa Bassa. Ocho majestuosas figuras inspiradas en las rondalles decoran los principales espacios urbanos de la capital del Llevant que con esta tercera edición consolida esta campaña comercial que ya forma parte del “ADN de Manacor y que reúne la voluntad de impulsar el comercio local y la cultura popular”, ha asegurado el alcalde Miquel Oliver en la presentación.

Este año Manacor estrena cuatro figuras nuevas. Sebastià Riera Pocoví se ha inspirado en la rondalla de En Pere Catorze para crear un dimoni de ocho metros de largo y cinco de altura mientras que Toni Galmés ha sido el genio que ha hecho realidad el caballo y en Bernadet plantado en la plaza de sa Bassa que representa una escena de L'amor de les tres taronges, en Joanet de sa Gerra de la plaza des Cós o el rey de cinco metros de altura que custodia la plaza Rector Rubí.

Así mismo repiten figuras de las pasadas ediciones que han sido instaladas en nuevos espacios. La bruixa Joana está plantada en la plaza de Sant Jaume mientras que el águila de En Bernadet custodia la plaza de ses Verdures. El Nanet está en la estación del tren y el Gegant en la Rambla del Rei En Jaume.

Reto

Crear el caballo ha sido todo un reto porque es la figura más grande que he hecho en Manacor y que se aguante en las dos piernas ha complicado el trabajo pero ha quedado muy espectacular”, confiesa Galmés mientras que Sebastià Riera Pocoví celebra que el Ayuntamiento cuente con ellos. En esta edición, explica, ha centrado todos sus esfuerzos en crear el dimoni de Na Camel·la. “El reto más grande es crear estas figuras tan grandes en poco tiempo. Por ello, este año solo me he planteado hacer el dimoni porque han sido cuatro meses dedicados completamente a ella”.

“Es de agradecer la reacción de la ciudadanía porque cuando pasan los más pequeños alucinan de ver estas figuras sacadas de las Rondalles”, confiesa. “Es como sacar las Rondalles de las estanterías, sacarles el polvo y darles una nueva vida. Nuestra cultura es válida, vamos a luchar por ella y darla a conocer a los más pequeños”, sentencia el artista manacorí.