Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manacor

El ayuntamiento de Manacor rechaza que la mítica Dhraa reabra como sala de fiestas

La responsable local de Urbanismo, Núria Hinojosa (PSOE), afirma que la licencia es para uso cultural

5

Vea las imágenes de cómo está actualmente la discoteca Dhraa

El ayuntamiento de Manacor no consentirá que la mítica discoteca Dhraa, situada en la carretera que va de Porto Cristo a Son Servera, vuelva a abrir sus puertas como una discoteca al uso. «El interés social que se le otorgó en su momento fue para uso cultural y en ningún caso podrá ser una sala de fiestas ni nada similar», ha detallado la concejala de Urbanismo del Consistorio manacorí, Núria Hinojosa, quien pone en entredicho lo manifestado por el actual propietario de Dhraa, el empresario alemán Markus Wolfgang Breisch.

«El interés social que se le otorgó en su momento fue para uso cultural y en ningún caso podrá ser una sala de fiestas ni nada similar»

decoration

Según Breisch, el complejo contará nuevamente «con un área para eventos, así como una discoteca al aire libre y un club de playa de día», un anuncio que ha sorprendido puesto que hasta ahora se preveía que Dhraa fuera reconvertido a mercado gastronómico en la parte externa, con restaurante y los conciertos en directo dentro aprovechando el amplio patio central y la galería del primer piso. El responsable de la Sociedad Limitada May Holding Baleares que solamente están a la espera de la licencia de obras del Ayuntamiento «para comenzar la renovación pronto».

Una panorámica actual de la mítica discoteca Dhraa. Sebastià Sansó

En julio de 2021 los casi 9.000 metros cuadrados de la discoteca al aire libre, inaugurada en 1986 y cerrada definitivamente en 1993) fueron vendidos por la familia Pasqual al empresario germano por 245.000 euros. Una operación que también incluyó el restaurante Sol Naixent. Según el nuevo plan general aprobado por el ayuntamiento de Manacor, tampoco es posible demoler lo ya existente y transformarlo en apartamentos o equipamiento turístico, dado su carácter rústico.

Compartir el artículo

stats